Marta González, en la oficina de Sjöstrom

Los pies. La técnica. Los nervios… Marta González Crivillers tiene en la mente una ristra de propósitos, todos encaminados a sacar el mayor rendimiento a sus cualidades, una mejora que le permita clasificarse para el Europeo en corta de diciembre y el Europeo en larga del próximo verano. Dar con la tecla es cuestión de detalles y constancia, mucha constancia. “Me veo con mucho margen de mejora, pero lo voy a conseguir a base de trabajar muy duro y ser constante. Tiene que ser un trabajo continuo porque si me pierdo, aunque sea una semana, tiro el trabajo acumulado anteriormente”, afirma la olímpica catalana desde Estocolmo, donde se entrena estos días con un grupo liderado por Sarah Sjöstrom, talento puro, vigente campeona olímpica olímpica de 100 mariposa y mundial de 50 libres y 50 y 100 mariposa. “Tiene una fuerza brutal y mejor no hablar de su aeróbico”.

martaBajo la dirección de Johan Wallberg, un grupo de 10 nadadores, cinco chicos y cinco chicas, se entrena en la piscina pública de Eriksdalsbadet. Hasta allí se ha desplazado Marta 15 días, hasta el 31 de octubre, con sus libros de 3º de Filología Española y Catalana y sus apuntes de lengua japonesa, con la que también se atreve. Un par de semanas, suficiente para probar nuevas cosas y quedarse con ganas de regresar unas cuantas semanas más. De la piscina a los libros y de estos a la piscina. “Me han acogido muy bien, pero la relación es básicamente en la piscina. Entrenamos y luego cada uno se marcha a hacer sus cosas”. Wallberg, artífice del cambio experimentado por Sjöstrom, coordina a este grupo de nadadores suecos. “Wallberg exige que la dedicación al descanso, la alimentación o los estiramientos sea igual que en el agua. Hemos entrenado sin él algunos días y los nadadores saben exactamente qué tienen que hacer. Nadie se columpia”.

Marta González formó parte del 4×100 libres olímpico español en Río. Eliminado en las series, el cuarteto batió el récord nacional para dejarlo en 3:40.46. El mejor registro de la catalana en el hectómetro es de ese mismo año, 2016: 55.40. También su mejor marca en los 50 libres, 25.56.

marta1A los 22 años, la nadadora del Sant Andreu tiene plena confianza en sus capacidades. A Estocolmo ha llegado buscando cierta desconexión y nuevos estímulos. Estudió la opción de Australia, marcharse allí un año, pero finalmente optó por Suecia. “Quería irme, probar cosas nuevas y decidir si luego las incluyo en mi plan o no. He llegado cuando están haciendo un trabajo general, poco específico, porque tienen su campeonato nacional del 1 al 5 de noviembre. Creo que sólo he visto la punta del iceberg de su preparación. Estoy segura de que hacen algo distinto. Me he quedado con ganas de verles en acción, en alguna competición o fase específica de preparación”.

La estancia en Estocolmo le ha servido a Marta para reforzar alguna de sus teorías, entre ellas que necesita potenciar el trabajo de piernas para obtener mayor rendimiento. En este sentido, Sjöstrom es un ejemplo. “Hacen muchísimo hincapié en el trabajo del tren inferior. Es uno de los puntos fuertes de Sarah, está clarísimo. Yo sé que tengo que mejorar esta faceta porque por ahí pierdo gran parte de mi potencial. Ellos hacen aquí series de pies de todo tipo: verticales, subacuáticas, con gomas… Siempre enfocadas a la frecuencia que debes llevar en un 50 o 100 libres, que es mucha. Puedes tener técnica pero no mucha fuerza y al revés. Si se juntan las dos, el camino está más que claro”.

Marta volverá en noviembre al grupo de Sant Cugat con José Antonio del Castillo, Casti. “Confío mucho en él. Sé que nos queda ese algo para encontrar la manera de nadar más rápido; utilizar toda la fuerza que tengo”. Tanto Casti como Álex López desempeñaron un papel clave en 2016, el mejor año de la velocista. El tándem técnico se rompió porque López tuvo que salir del CAR de Sant Cugat por motivos económicos. A finales de noviembre es el Nacional en piscina corta clasificatorio para el Europeo de diciembre. Casi un mes para afinar algunos aspectos, pies, técnica y nervios…. Los nervios… “También voy a centrarme en la parte psicológica, soy muy nerviosa y competir así significa tirarse cansada y no aprovechar la puesta a punto”.

Imágenes: Atelier Photo / Josep Arnau.

Seguramente también te guste

2 Respuestas

  1. Pepito dice:

    Soy yo o se han desactivado los comentarios en la noticia del delfin? Quizás sea mejor eliminarla directamente por el partidismo de la misma antes de que la línea editorial de esta página sea puesta más en entredicho si cabe?

    • Juan Pérez dice:

      Se han desactivado para que cazurros como tú no comenten más. En algún sitio has leído eso de ‘línea editorial’ y no sabes ni lo que dices… Cuando te identifiques sabré qué intereses tienes en el Delfín, estimado Pepito. Si tienes algo que aportar sobre el Delfín, estupendo; si no, tus comentarios serán eliminados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR