Aitor Martínez, la flecha de Colmenar Viejo

En marzo bajó por primera vez de 50s en los 100 metros, firmando la segunda mejor marca nacional de la historia

Juan Pérez Ortiz
aitor2Aitor Martínez

A Jordi Comas, un velocista español olímpico en Múnich 1972, le impresionaban sus rivales extranjeros. Le impresionaba la altura, la envergadura de monstruos como el ruso Vladimir Bure. Eran los tiempos de Mark Spitz, Mike Wenden, Jerry Heindenreich o Roland Matthes.  Explusmarquista español de 100 y 200 libres, Comas medía (y mide) 1,70. “Era de los pequeñitos. Lo compensaba con genio y carácter”, recuerda el nadador catalán, de 59 años.

 Aitor Martínez, madrileño de 19 años, tampoco es un pino, pero mide algo más: 1,83. Actual campeón de España de 50 y 100 libres, Martínez, que vive en Colmenar Viejo, tiene la segunda mejor marca española de la historia en 100 metros, 49.54. La primera se remonta a 2004, cuando Eduard Lorente firmó un registro que nadie ha sido capaz de superar, ni siquiera durante la época de los bañadores con hélices (poliuretano). “Hay tipos excepcionalmente altos, de casi dos metros. Pero también hay velocistas que medirán como yo más o menos y consiguen buenos resultados. Por ejemplo el ruso Vladimir Morozov”, afirma Aitor, que se estrenará el próximo julio en un Mundial absoluto. Antes, tiene los Juegos del Mediterráneo, que le servirán de puesta a punto.

 Campeón de Europa junior de 50 metros libres en 2011 y subcampeón del mundo junior el mismo año de la misma prueba, Aitor es un producto de la cantera del Colegio Internacional SEK El Castillo, aunque cuando llegó a este centro ya llevaba varios años nadando, deporte que había compaginado con el waterpolo. A los 12 años sus padres decidieron matricularlo en el SEK, “pero lo hicieron con miras académicas, la natación no era una prioridad”. De hecho, surgió la posibilidad de entrar en el Instituto Madrileño del Deporte (IMDER), pero esta opción se descartó. “No nos convencía. Mis padres estaban más interesados en mi formación académica”.

 En el SEK, casi de casualidad, Aitor se encontró con el equipo de natación. “Los estudios y la natación se compaginaban bien”. Enseguida llegaron los resultados, los primeros títulos de campeón de España en libre, donde dominaba desde los 50 hasta los 200, y mariposa. A los 15 años lo seleccionan para la Copa COMEN, en Chipre, su primera competición internacional, donde acaba tercero en 50 libres y quinto en 100 libres. Entretanto, va encadenando títulos nacionales, principalmente en crol. A los 16 años acude al Festival Olímpico de las Juventudes Europeas (FOJE), consiguiendo el triunfo en los 50 libres y el subcampeonato en los 100. También se impondría en los 50 libres del Campeonato del Mundo Escolar, celebrado en Qatar en 2009. Lanzado, consigue los títulos nacionales junior de 50, 100 y 200 libres, y 50 mariposa. Es a los 17 años cuando debuta en un Nacional Absoluto. Para entonces ya tiene varias de las mejores marcas nacionales por edades en las pruebas rápidas del estilo libre. El chico va como un tiro. En 2011 llegan varios subcampeonatos absolutos y el oro en los 50 libres del Europeo junior, un éxito que remata ese mismo año con el subcampeonato mundial. En 2011 se proclama por primera vez campeón de España absoluto en los 50 libres.

 Admirador del campeón olímpico Anthony Ervin y de Michael Phelps, Aitor tiene una especial inclinación por los 50 libres, tanto como rechaza los 200. “Prefiero nadar cualquier otra prueba, de cualquier otro estilo, que los 200”. Una manía. Su excelente marca en los 100 (49.54), la primera vez que ha bajado de los 50s, le valió el pasaporte para los Mundiales de Barcelona. Su trabajo, dirigido por Juan Camus, con quien regresó tras una etapa con el polaco Bart Kizierowski, va encaminado a esta prueba. “Tengo que adaptarme. Habrá fases del año que tenga que preparar los 50, otras los 10, y otra ambas”. Recién examinado del Selectivo, Aitor aspira a estudiar Psicología mientras pone el alma en su sesión diaria de entrenamiento, un trabajo que comienza sobre las diez de la mañana y acaba a mediodía. Mucho trabajo en seco y agua. “El rival más duro que tengo soy yo mismo”, asegura uno de los nombres, sino el principal, llamado a destronar a Javi Noriega y Eduard Lorente de la tabla de récords nacionales de 50 y 100 libres.

 

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR