Alan Cabello: «Quiero ir poco a poco, con objetivos pequeños»

Juan Pérez Ortiz

Después de mantener durante el mes de agosto una dieta estricta para bajar algún kilo, Alan Cabello ha vuelto a los entrenamientos tras un año de desconexión. “Es la pretemporada que he empezado con menos peso”, afirma el plusmarquista español de 100, 200 y 400 estilos en piscina corta, 90 kilos repartidos en 1,93 metros.

Cabello, de 25 años, ha regresado pletórico, sobre todo anímicamente. Está convencido de que puede mejorar, principalmente en piscina larga, donde le apetece volver a explorar sus límites. Es una especie de espina. “Siempre se me ha dado mejor la piscina corta, es donde mejor me he sentido porque saco mucho provecho en los virajes debido a mi potencia. Pero si he vuelto ha sido, entre otras cosas, para darlo todo en piscina larga. No quiero dejarme nada, dejar la natación con la sensación de que no me he exprimido a tope”, explica.

El nadador catalán decidió hace más de un año tomarse un tiempo de descanso. Entonces no se marcó fecha de vuelta. “Llevaba un par de años con unos resultados flojos, sin la ilusión que se necesita para competir al máximo nivel. Necesitaba un descanso”, cuenta. Una serie de circunstancias entre finales de 2011 y el primer semestre de 2012 precipitó su marcha temporal. Bajó con fiebre de una concentración en Sierra Nevada y ya no pudo preparar bien el Open de Primavera de 2012, donde se jugaba la plaza olímpica. “Hasta el último largo me encontré bien, pero a partir de ahí me desinflé”, recuerda.  Acabó quinto con 2:03.89. Era obvio que no estaba en su mejor momento. Dos años antes, en el Europeo de verano de Budapest se quedó a las puertas de la final con 2:01.79.

alan2

Esfumado el sueño de Londres 2012 y del Europeo de Debrecen de ese mismo verano, Cabello, cuyo hermano mayor es el también nadador Brenton, de 32 años, siguió entrenando. Poco antes del Nacional de verano de 2012, en Terrassa, los médicos le aconsejaron competir en pruebas más cortas. Los resultados de una prueba de esfuerzo desaconsejaban la exigencia de las pruebas de estilos. “Tenía algunos valores alterados, no me había recuperado bien”. Fue entonces, después de la competición, cuando decidió dejar el CAR de San Cugat, donde había entrenado durante las tres últimas temporadas desde 2009.

Cabello está entrenando en la Blume con el grupo del Bart Kizierowski, donde también se entrena su pareja, la velocista y plusmarquista nacional Merche Peris. En Madrid ha encontrado el entorno idóneo. “He vuelto con ánimos. Me gustan mucho los métodos de Bart. He hablado con él bastante y cree que puedo dar mucho de sí todavía. Necesitaba probar algo diferente y Bart me lo aporta. Es un entrenador que se implica con cada nadador. Hay unas pautas comunes, pero luego sabe cómo llevar a cada uno”. Cabello, en este sentido, sabe de qué habla: ha entrenado con Joan Fortuny, un sargento de hierro de las piscinas que tuvo su época dorada; Carles Subirana, Carlos Carnero o José Antonio del Castillo… Con alguno tuvo sus roces. Encontrarse cómodo era para él fundamental.

La vuelta a la piscina ha sido más llevadera de lo esperado. Cabello está un punto sorprendido y muy satisfecho. “He ido cogiendo el ritmo más rápido de lo esperado”. Durante el último año ha hecho algo de deporte, “pero todo muy suave”. Su regreso ha sido de golpe, consciente de que el día a día irá dándole la medida de sus posibilidades. “No tengo prisa ni me quiero precipitar. El objetivo fundamental sería el Open de Primavera. De momento, me marcó objetivos pequeños, siempre con la idea de intentar volver a formar parte del equipo nacional”.

La vuelta de Cabello calienta de alguna manera las pruebas de estilos. El plusmarquista español en corta asegura que se centrará en los 200, donde Eduardo Solaeche, actual plusmarquista nacional (batió el récord en agosto) y el internacional Albert Puig son los principales bastiones actualmente. Si Cabello alcanza un estado de forma notable, la batalla está asegurada. “Faltaba algo de rivalidad en los últimos años. A ver si ahora se produce”. La natación española está de enhorabuena con la vuelta de Alan Cabello, cuyo palmarés incluye tres medallas de bronce en tres Europeos en corta: 2008, 2009 y 2010.

*Imagen interior: Julián Blázquez Moreno, http://www.julianblazquez.es/perfil

Seguramente también te guste

1 Respuesta

  1. Redireccionando. dice:

    Cuando te interesa, bien que pones de donde sacas la foto de la portada del artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR