Antoni Valls, un pez agonizante que aspira a morir matando

Juan Pérez Ortiz

Mientras da sus últimas bocanadas de aire al frente del Club Natació Sant Andreu, Antoni Valls aún guarda algún que otro cartucho en su miserable repertorio de medidas. El presidente del club catalán es el agonizante pez que se resiste a morir de asfixia. En su caso, aspira a morir matando. Sus últimos movimientos retratan a un personaje refractario a la crítica, intransigente y torpe. Por una parte, ha expulsado del club a un grupo de socios que lleva tiempo poniendo en entredicho su gestión: la Plataforma Salvem CNSA. Valls se expone a la inhabilitación para desempeñar cualquier cargo directivo después de que el Tribunal Català de l’Esport instara a la Federació Catalana de Natació (FCN) a reabrir un expediente generado tras una denuncia de Salvem CNSA. El presidente del Sant Andreu, también directivo de la Federación Española de Natación (RFEN), ha recurrido a la justicia ordinaria para alargar el proceso. Valls se ha ganado a pulso la antipatía de muchos de quienes le apoyaron en su día. Está más solo que la una.

 Otra de las últimas ocurrencias de este dirigente de la natación española ha sido chantajear a algún que otro patrocinador de Natacción para que no siga apoyando esta revista online. Pero su vuelo es de corto alcance. Apenas tiene recorrido. Valls saldrá de la natación española con el rabo entre las piernas, más tarde o más temprano. Natacción, sin embargo, seguirá informando de los desmanes y chapuzas de varios de los mandamases de la natación española, entre ellos él. Alguno de estos vividores del cuento ha debido creerse impune. En efecto, lo han sido durante muchos años, pero ahora tienen una mosca cojonera zumbándoles los oídos. Y no lo pueden soportar. Como no pueden soportar tener detractores. España está tan sumida en la miseria, que el destino de los dineros del deporte es algo secundario. Ya les llegará el turno.

 Antoni Valls, al contrario que sus compañeros de pupitre en la RFEN, no juega con dinero público. Juega con el dinero de los socios del Sant Andreu. Dioni Cruz, socio del club catalán, valedor en su día del actual presidente de la entidad catalana, es un hombre desencantado. Se siente engañado. Él y otros muchos. Del Sant Andreu han dimitido los dos últimos tesoreros y los dos últimos contables. Gente que supervisaba las cuentas del club. Algo huele mal. O muy mal. A Valls ya no le quedan apoyos. Uno de los vicepresidentes que se mantiene a su lado, Pedro Checa, es su cuñado. De la original junta directiva han dimitido ¡¡13 directivos!!, nueve electos y cuatro no electos. “Las dictaduras nunca fueron buenas”, afirma Dioni Cruz, un hombre que movió cielo y tierra para que Valls fuera presidente del Sant Andreu. Ahora se arrepiente. Es un tipo honesto, un trabajador jubilado con su pensión y sus nietos. Ningún aprovechado ni cantamañanas.

 La natación española, antes o después, reaccionará. Los Carpenas, Valls y demás tendrán que salir por piernas. No queda otra. Quizá antes, o después, alguno de ellos deba dar explicaciones. Mientras,  Valls muestra de qué material está hecho: expulsa socios y trata de enterrar a aquellos que osan desnudar sus miserias. Es un pez agonizando. Ya no le queda casi aire.

Seguramente también te guste

6 Respuestas

  1. jorge dice:

    Menudo hostión. Transparencia y honestidad!!!!

  2. Salvem CNSA dice:

    38 excelentes líneas que resumen el estado actual de la politica directiva del CNSA.

  3. watalba dice:

    No conozco a este señor, ni se nada de nada del Sant Andreu, quiza sea muy atrevido por mi parte dar una opinion. Pero como de la lo de la expulsión de socios si lo he visto en otros sitios y para mi todo el que lo hace merece dejar la presidencia. Echar a alguien por opiniones me parece surrealista.

  4. Juan Romero dice:

    Esta claro que si no es por un motivo que no sea el disciplinario a rajatabla no se deberia de expulsar a nadie por dar opinion o investigar hechos o casos que ocurren en el cnsa y deberia de ser en clave asamblearia y que los demas socios y titulares legales y penales del club, dieramos nuestra opinion y veredicto, por que a un presidente le moleste alguien no deberia de ser, ya que en el mejor de los casos lo unico que se pretende es perjudicar al club y su buen nombre y avisar a navegantes como en tiempos pasados, total una pena, continua siendo un presidente equivocado.
    Un exmiembro de la junta elegida por los votos de los socios.

  5. Salvem CNSA dice:

    Sr. Romero, como ex-miembro de la junta le honra ese comentario. Lástima que los que aun sostienen a Valls y su comisión de disciplina a medida no hayan valorado este asunto y sus consecuencias como corresponde.

  6. Javier dice:

    Torpe presidente, peor persona y un inepto para dirigir un club que le a quedado muy grande. Y eso sin entrar en valoraciones de su vida profesional. Siempre estafando. Pobres trabajadores del club que si que llevan abuen puerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR