Bienvenidos al subdesarrollo

Uno de los muchos recortes que en plena crisis realizó el Gobierno español a través del Consejo Superior de Deportes (CSD) fue eliminar la partida destinada a actividad internacional deportiva universitaria. Esto afectó a la representación española en la llamada Universiada, el mayor acontecimiento deportivo universitario mundial. La falta de dotación provocó que a la edición de 2015 sólo fueran representantes de tiro con arco y taekwondo cuando a la de 2013 hubo deportistas de 12 disciplinas diferentes, entre ellas natación. Ante la perspectiva de tener que desembolsar la mayor parte de los gastos de los deportistas seleccionados, las federaciones deportivas nacionales optan por renunciar a participar. Es el caso de natación, cuya federación ni siquiera se planteó enviar una delegación a Taipei 2017 pese a haber percibido en 2016 la mayor subvención ordinaria del CSD: 4.002.550 euros. Un 35,8% más que en 2015.

Conviene recordar que en 2015, aparte de la subvención ordinaria (2.946.825 euros), la federación española de natación (RFEN) percibió unas cuantas inyecciones más de dinero público: 123.112 euros para Tecnificación Deportiva, 90.000 para el programa Mujer y Deporte y una última de 81.701 para Actividad, Tecnificación e Inversiones. Además, fue la segunda federación más beneficiada por los derechos audiovisuales del fútbol tras el acuerdo entre el CSD y La Liga. En total, la entidad presidida por Fernando Carpena percibió 407.577 euros. Todo esto pese a concluir el ejercicio 2014 con un déficit de más de 700.000 euros, pésima gestión que se saldó con el despido del entonces gerente de la federación y un gesto forzado de Carpena, cuyo salario pasó de 71.809 a 46.349.

taipeiRecortar en la promoción del deporte universitario es un síntoma de subdesarrollo. Es muy posible que España no esté representada por ningún deportista en la Universiada del próximo verano, que acoge Taipei. «Teníamos que asumir los viajes y otros gastos de los deportistas porque el CSD sólo cubre la estancia en la villa«, afirma una fuente de la federación de Tiro con Arco, que sí estuvo representada en la edición de 2015 junto con la de Taekwondo. Fueron las únicas.

El hecho de tener que asumir los costes de los deportistas disuade a casi todas las federaciones. También a la de natación pese a que es una de las que mayores recursos tiene. Carpena ha destinado presupuesto a la contratación de agencias de comunicación para lavar su imagen tras el despido de Anna Tarrés, cuya marcha acabó costándole a la federación 433.000 euros:; ha pagado a agencias de publicidad y márketing que no consiguieron un solo patrocinador para la federación; le ha pagado 4.000 euros netos mensuales a Gemma Mengual por preparar los Juegos de Río en una medida sin precedentes en el deporte español; el programa Nadar es Vida le ha supuesto a la federación un desembolso de cientos de miles de euros, etc… Y ahora no tiene dinero para que la natación española esté representada en la Universiada. Qué diferencia con otros países: Australia acaba de anunciar que su selección estará formada por 19 nadadores, entre ellos Leiston Pickett y Ben Treffers, medallistas de oro en los Juegos de la Commonwealth de 2014.

Bienvenidos al subdesarrollo.

 

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR