Camille Muffat, la campeona olímpica que moldeó Pellerin

Juan Pérez Ortiz

muffat2

Nacida en Niza, donde comenzó a nadar a los siete años, Camille Muffat conquistó en los 400 libres de Londres 2012 uno de los tres oros individuales que ganó la natación francesa en aquellos Juegos. Tenía 23 años. Los otros campeones olímpicos galos fueron Florent Manaudou (50 libre) y Yannick Agnel (200 libre). Muffat, de 1,83 metros de altura y 71 kilos, se impuso con 4:01.45, batiendo el récord olímpico que tenía la italiana Federica Pellegrini desde 2008: 4:02.19. En sus primeros y únicos Juegos Olímpicos, la nadadora entrenada en Niza por Fabrice Pellerin, conquistó la gloria olímpica en los 400 libre, la plata en los 200 libre y el bronce en el relevo 4×200. Dos años más tarde, en julio de 2014, escasas semanas antes del Europeo de Berlín, anunció su retirada por “motivos personales”.

Como publica hoy Swimvortex, Camille Muffat presenta una de las trayectorias más brillantes de la historia en los 200 y 400 libres. En esta última prueba dejó un mejor registro de 4:01.13, marca que firmó en el campeonato francés de marzo de 2012. Sólo la plusmarquista mundial Katie Ledecky ha nadado más rápido que la francesa los 400 libre con bañador textil. En los 200 libre, Muffat bajó 29 veces de 1:57, mientras en los 400 libre nadó 22 veces por debajo de 4:06.

muffat3

“Soy muy tímida, nunca me ha gustado ser el centro de atención”, afirmó Muffat antes de los Juegos de Londres. La francesa que siempre perteneció al club Olímpico de Niza llegó a su primera cita olímpica tras haber ganado el bronce en los 200 y 400 libre del Mundial de Shangai de 2011. Fue en estas pruebas donde Muffat exprimió todo su potencial. A partir del Europeo de Eindhoven 2008, donde ganó el bronce en los 200 estilos, Pellerin centró su preparación en los 200 y 400 libre. El reputado entrenador francés, quien condujo también al éxito a Yannick Agnel, llegó a decir tras los Juegos de Londres que Muffat tenía una “cabeza dura”. Consciente de su timidez, la campeona francesa afirmó en una ocasión: “Es cierto que a veces doy miedo. Eso es lo que me dicen, pero no es la impresión que quiero causar. Ocurre que soy cerrada y fría cuando estoy concentrada”.

Muffat cogió con éxito el relevo de su compatriota Laure Manaudou, campeona olímpica de 400 libre en 2004. “Fue duro que me compararan con Laure todo el tiempo. No estaba preparada para ello. Aquello me aburría”, aseguró Muffat, quien se consideraba una chica sencilla con aficiones comunes: “No hay nada realmente interesante en mi vida. Tengo una vida muy normal. Me gusta ir de compras, cenar con mi novio, visitar a mi familia, hacer puzzles…”. El pasado mes de julio, cuando anunció por sorpresa su retirada, reveló que le apetecía disfrutar de la vida con su esposo y jugar al golf.

*Camille Muffat ha fallecido hoy a los 25 años en un accidente aéreo mientras participaba en un ‘reality’ en Argentina.

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR