Casademont: «La natación española tiene buena salud»

Juan Pérez Ortiz

Xavier Casademont, director técnico de la Federación Andaluz de Natación (FAN), desarrolla en el Centro de Tecnificación de Málaga una labor tan discreta como notable. A sus 51 años lleva la maleta cargada de experiencias. Ha trabajado y entrenado a nadadores de la talla de María Peláez, David Ortega, Guillermo Mediano, Belén Doménech o Melquíades Álvarez, entre otros. Se muestra optimista con el estado de la natación española, aunque reclama más apoyo de las instituciones públicas. Entre los nadadores que ahora dirige hay unos cuantos diamantes.

 ¿Qué análisis haces del actual momento de la natación española?

 La natación española goza de buena salud. Si en otros momentos hemos utilizado la falta de medallas a nivel internacional para demostrar el mal estado de las cosas, no podemos cambiar ahora las reglas de juego. Los éxitos y las medallas hablan por sí solas.

 Entonces las cuatro medallas del Mundial de Barcelona sí miden el potencial general…

 Por supuesto que sí. Y no solo las medallas, también hay que tener en cuenta el número de finalistas y semifinalistas. Tenemos equipo.

 ¿Se exige demasiado a las categorías inferiores en España? 

 La cuantificación de la exigencia es algo difícil de hacer. Más que valorar si es mucha o poca, hay que observar el trabajo que se hace en países de nuestro entorno con los que pretendemos competir y, en ese sentido, pienso que estamos en una buena línea de trabajo.

 ¿Qué importancia hay que darle a los éxitos en competiciones internacionales infantiles y junior (Foje, Eurojunior…)?

 Los éxitos en categorías inferiores son importantes, pero lo son en relación al proceso formativo de los nadadores de alto nivel. No hay que perder la perspectiva pero no hay que cejar en el empeño.

 ¿Cuáles son las asignaturas pendientes de la natación española? 

 Desde hace ya bastante tiempo, es creciente el número de entrenadores que luchan para que sus nadadores estén a nivel internacional. Es una tendencia en la que debemos profundizar. Ser campeón territorial y/o nacional no debe ser el objetivo. Por otro lado, las instituciones políticas no terminan de apostar por el deporte, uno de los grandes damnificados de la crisis económica. Es importante para el deporte en general y la natación en particular que Madrid 2020 se haga realidad.

 Hay un número considerable de nadadores que se marchan a EEUU por falta de expectativas en España. ¿Qué te parece este fenómeno?

 Yo no calificaría de considerable el numero de nadadores que estarán entrenando en EEUU la temporada próxima. Aunque es cierto que hay algunos nombres importantes. Me parece algo lógico en el mundo globalizado en el que vivimos y las universidades de EEUU tienen una estructura que favorece esta situación. Pienso que la situación económica española influye, en cierta manera, a esta ‘fuga’ de nadadores. Es una situación a la que habrá que adaptarse como equipo nacional.

 También hay varios entrenadores fuera, como Luis Villanueva, Carles Subirana, Jordi Murio… ¿Es buena señal o no?

 La parte positiva es que se está reconociendo el nivel de los técnicos españoles; la parte negativa es que se pierden técnicos de alto nivel que no trabajan en España

 Hay grandes expectativas sobre algunos de tus nadadores, como Paula Ruiz Bravo y Elisa Sánchez, por citar dos nombres…

 No solo ellas, todos los nadadores becados son de una gran calidad y capacidad de trabajo. La finalidad del Centro de Tecnificación Deportiva es formar nadadores para el equipo nacional. Si en esa etapa de formación se consiguen resultados, mejor. Pero el objetivo principal es llegar en plenitud de facultades a la categoría absoluta. En ese sentido, podría servir de ejemplo Víctor Martín, que no consiguió grandes éxitos en categorías inferiores y sí lo ha hecho a nivel absoluto. Para mí es motivo de gran alegría que nadadores como Miguel Ángel Rozas, Víctor Martín, Carlos Peralta o Thomas Snelson,  formados en el centro, sean referentes a nivel absoluto.

 En Andalucía hay clubes que realizan un gran trabajo. ¿Cuáles son referentes en este sentido?

 Los clubes andaluces no responden al modelo de tejido asociativo de otras comunidades. No suelen ser clubes de socios al uso. Y ello determina el tipo de organización al que están sujetos. En general, dependen mucho del impulso de las personas (entrenadores, directivos). Hay muchos casos de buena organización y resolución de estructuras y otros superan como pueden las dificultades dependiendo sobre todo del empuje del entrenador. La progresión de la natación andaluza está en marcha y clubes como Navial, Mairena, Náutico de Sevilla, Churriana, Granada, C.D.U, Motril, Alcalá, Cordoba Swimming o Mijas, Mercantil, están obteniendo grandes resultados.

*Imagen portada: Casademont, entre Víctor Martín, Miguel A. Rozas y Thomas Snelson.

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR