Catarina Monteiro: «Admiro inmensamente a Mireia Belmonte»

cata4Las dificultades para entrevistar a nadadores españoles nos llevan a buscar experiencias entre los extranjeros. Abrimos esta sección de entrevistas con la portuguesa Ana Catarina Monteiro, ya clasificada para los 200 mariposa de los Juegos de Tokio. A los 26 años vivirá sus primeros Juegos Olímpicos tras quedarse a las puertas de Río 2016. 


 

En primer lugar, me gustaría agradecer su invitación. He participado en competiciones en España desde la temporada 2007-2008 y siempre he seguido muy de cerca la natación española. Es un gran placer sentir que hay interés en conocer mi trayectoria deportiva. Muchas gracias.

 ¿Ana o Catarina?

Catarina, sin duda.

 Empiezas a nadar a los 3 años… ¿Tus padres han sido deportistas?

Empecé a nadar a los 3 años porque no tenía miedo y aprender a nadar era una forma de estar más seguros cuando estábamos de vacaciones. Mis padres practicaron deporte, mi madre gimnasia y mi padre balonmano, pero no a un alto nivel de competición. A pesar de eso, siempre han sido mi mayor pilar y siempre me han apoyado en mis decisiones.

 ¿Dónde estudiaste español?

Estudié dos años en la escuela y en ese momento comencé a seguir una serie de televisión, El internado (la primera de muchas que sigo hoy). Creo que me ayudan mucho a entender bien el español. Con los años, cuando participé en competiciones en España, empecé a soltarme más, a pesar de que no hablo perfecto y cometo errores…

cata

 ¿Conoces España?

Un poco. He estado en algunas zonas de España, varias ciudades de Galicia (que está muy cerca de mi casa), Barcelona, Madrid, Gijón, un poco de Andalucía, en vacaciones y competiciones.

 ¿Quién es tu entrenador ahora y cuántos entrenadores has tenido?

Mi entrenador actual es Fabio Pereira, quien fue mi compañero de equipo durante muchos años. Siempre estuve en el club fluvial de Vilacondense. Antes de Fabio, mi entrenador hasta 2017 fue el profesor Antonio Paulo Vasconcelos, Tonas.

 Estudias una Ingeniería…¿Cómo se compaginan los estudios con la natación de alto rendimiento en Portugal?

En mi opinión, y por la experiencia que he tenido, hasta que ingresé a la universidad fue relativamente fácil estudiar y entrenar. Vivo en un pueblo pequeño donde todo está muy cerca, así que fue fácil conciliar todo. En la universidad, el sistema todavía no facilita la reconciliación, aunque hay algunas ventajas en elegir horarios y cambiar las fechas de los exámenes. Todavía dependemos mucho de la sensibilidad de cada maestro.

 ¿Cómo es un día tuyo normal? ¿Cuántos entrenamientos tienes a la semana? ¿Cuántas sesiones de gimnasio?

Hago entre 10 y 11 entrenamientos acuáticos a la semana (todas las mañanas y una tarde libre a mitad de semana y los sábados) y 5 entrenamientos en el gimnasio por la mañana, además de algunos circuitos funcionales antes del entrenamiento de la tarde. Siempre comienzo el día entrenando en el gimnasio con mi entrenador físico, Pedro Maio, desde las 06:30 hasta las 07:40. A las 8 entro en el agua hasta las 10:30 o un poco más si es necesario. A las 16:00 vuelvo a la piscina, hago un calentamiento fuera del agua hasta las 16:30 y empiezo a entrenar hasta las 19:00. Entre las 11 y las 16, además de almorzar alrededor de las 13:30, es el período del día que aprovecho para mi recuperación (fisioterapia, por ejemplo, con mi fisioterapeuta Mafalda Oliveira, que me ha estado acompañando desde 2007), y es durante este período que aprovecho la oportunidad para encargarme de algunas cosas de mis estudios cuando es necesario, a pesar de que desde enero hasta los Juegos voy a desconectar de la universidad para volver en septiembre. 

 ¿Quiénes son tus referentes deportivos?

Mireia Belmonte es mi mayor referencia como atleta, no sólo por los resultados que obtuvo, sino por la forma en que los logró, la capacidad de dedicación y trabajo. Le admiro inmensamente y es increíble para mí competir con ella.

 2:08.03 en el Europeo de Glasgow… ¿Ha sido tu mejor carrera?

Sí, batí el récord de Portugal y me dio un quinto puesto, la mejor clasificación femenina en la historia de la natación portuguesa. Pero también el 2.08.06 que hice en Tarragona, que me dio la medalla de plata en los Juegos del Mediterráneo (2018), fue una actuación notable

cata2

 En abril de 2019 consigues la clasificación olímpica con 2:08.40… ¿Cómo lo celebraste?

Fue increíble. Alcanzar la marca, en un campeonato nacional, en la primera oportunidad de calificación, con un grupo completo que te apoya, es indescriptible. Nunca me había subido a la corchera para celebrar nada, pero mi amiga Diana Duraes y yo nos habíamos prometido entre nosotras que si obteníamos la clasificación, subiríamos. Y así fue, yo en los 200 mariposa y ella en los 1.500 libres. Fue un momento que nunca olvidaré.

cata3

 En Gwanju no pudiste pasar a la final con 2:09.7 en semifinales… ¿Cómo fue esa competición?

El Mundial de Gwanju no cumplió mis expectativas. Tuve algunos problemas en mi preparación, una neuralgia, en un nervio intercostal, apareció a finales de abril, y aunque no fue algo grave, causó molestias diarias, entrenamiento tras entrenamiento, y terminó limitando un poco mi preparación.

 ¿Crees que volverás al nivel de 2:08.03…?

Sin lugar a dudas, estoy trabajando duro para esto y creo que todavía estoy lejos de mi límite. Nadé una vez en 2:05, y a veces en 2:06 en piscina corta, y no creo que estos 2 segundos de diferencia sean reales porque soy mucho más especialista en piscina larga. No sé si me explico bien, pero creo que tengo un mayor margen de evolución en piscina olímpica que en corta, porque a lo largo de mi carrera nunca tuve grandes diferencias entre la piscina corta y larga. Los virajes son uno de mis puntos débiles. 

 ¿Qué objetivo tienes en Tokio?

Bajar el récord nacional. No sé a dónde me permitirá llegar, siempre depende de mis adversarios, y por eso estoy enfocada en lo que quiero hacer y lo que puedo controlar. En términos de clasificación, tendré que esperar para ver cómo están mis oponentes.

 ¿Cuáles han sido los momentos más duros de tu carrera?

La temporada 2015-2016. En 2015, en Málaga, en el Open de España, logré la marca de clasificación olímpica requerida por Portugal (2:10.51). En Londres, en el Europeo de mayo de 2016, fui superada por una nadadora turca en semifinales…. Después de quedarme fuera de Londres 2012, pensé que mi clasificación para Río 2016 estaba garantizada por ránking. Tres semanas supe que no iba a ir. Fue un golpe muy, muy duro, después de estar un año trabajando y creyendo que sería mi primera participación olímpica.

 ¿Has tenido lesiones?

Desde muy joven tengo problemas con mi hombro derecho. Como resultado de la hiperlaxitud ligamentosa, sufrí algunas subluxaciones durante mi carrera. En enero de 2016, una última resonancia magnética mostró una lesión en el labrum, por lo que tuve que someterme a una cirugía. La opción era ser operada en ese momento y olvidarme de los Juegos de Río, o posponer la operación, entrenar con dolor y tomar medicamentos sólo para tolerar y disminuir el dolor. La segunda fue mi elección, lo que hizo que el momento de perderse los Juegos fuera aún más doloroso.

 ¿Y los mejores?

Recuerdo con gran felicidad muchos momentos, el Open de Málaga 2015, cuando me clasifiqué para mi primer campeonato mundial en piscina larga y conseguí la mínima portuguesa para los Juegos Olímpicos de 2016; mi primer récord nacional en marzo de 2018; mi primera temporada con Fabio, quien además de mi entrenador, es uno de mis mejores amigos, hizo que este momento fuera muy notable. En segundo lugar, los Juegos del Mediterráneo, el quinto lugar en el Europeo en Glasgow y el sexto lugar en el Mundial de Hangzhou 2018 en piscina corta. Todos ellos han sido momentos memorables para mí. Y, por supuesto, cuando logré la mínima olímpica para Tokio.

 ¿Has entrenado siempre en Portugal?

Sí, siempre.

 ¿Qué sacrificios tienes que hacer en cuanto a alimentación, ocio, etc?

Creo que controlar los alimentos es una de las cosas que más me cuesta, porque soy muy golosa. En relación con el día a día, el ocio y estar con amigos, novios, familiares, creo que siempre puedo encontrar un poco de tiempo para eso. Aprovecho los fines de semana y días libres para desconectar un poco y reemplazar las baterías. Me gusta ir al cine, salir a cenar, por ejemplo. Y todo esto es posible y no interfiere con mi preparación mientras sea en el momento adecuado.

 ¿Tokio es el final? ¿Qué planes tienes después?

Después de la cirugía de hombro, en septiembre de 2016, dije: «Son otros 4 años, quiero cumplir el sueño olímpico«. En ese momento creo que París 2024 todavía puede ser una realidad. Mucho he cambiado en estos 4 años; la forma en que veo la natación y lo feliz que estoy aquí. Creo que Fabio tuvo un papel fundamental al mostrarme cómo todo esto puede ser mucho mejor de lo que solía ser. Después de Tokio, quiero trabajar año tras año, y si en algún momento creo que es el momento adecuado para parar, lo haré. Pero creo que puedo llegar a París, me siento muy lejos de mi límite, y siempre quiero buscar algo más.

 ¿Qué ayudas recibes de la federación? ¿Tienes alguna beca?

Sí, tengo una beca mensual del Comité Olímpico. Apoyo en suplementación, por Prozis, una marca que me apoya personalmente y también es uno de los patrocinadores de la Federación. En la parte médica tengo un seguro de salud y apoyo en gastos en esta área también. 

 ¿Qué premio recibe un medallista olímpico en Portugal?

Honestamente, no lo sé, nunca he estado bien informada al respecto. Es un premio del Gobierno, diría que ronda los 30.000 euros, pero no estoy segura.

 ¿Qué mejoras harías en el sistema portugués para ayudar a los atletas?

Hay una fase de transición, ese momento en el que aspiras a alcanzar el nivel más alto pero aún no has llegado. Hay mucha dedicación y no hay apoyo, y a veces es necesario tomar decisiones.  En esta fase es donde se produce el abandono temprano y los jóvenes terminan siguiendo el camino académico porque no tienen una seguridad.

 ¿Cuántos nadadores portugueses están clasificados para Tokio?

Ahora mismo 5. Yo en los 200 mariposa, Diana Durães y Tamila Holub en los 1.500, y Alexis Santos y Gabriel Lopes en los 200 estilos.

Vídeo de la clasificación olímpica de Catarina Monteiro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguramente también te guste

2 Respuestas

  1. Ricky dice:

    Siempre es interesante escuchar la experiencia de nadadores que llegan al nivel olímpico, sean españoles o no. De hecho, se hace especialmente interesante el conocer cómo cuidan otros países de sus nadadores de élite, en qué les dan apoyo y en qué no

  2. CCR dice:

    La veo en la final olímpica. Interesante que se clasificara en abril del 2019 para Tokio, sin la presión del sistema español. Inteligente criterio para un país que mo es una potencia pero que parece estar trabajando bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR