El CSD tumbó el “importante superávit” que Carpena quiso ‘vender’ en 2015

La actual junta directiva de la federación española de natación (RFEN), encabezada por su presidente y vicepresidente económico, Fernando Carpena y Juan José Dueñas, pretendió salir de la Asamblea del pasado 2 de julio con orejas y rabo. Por la puerta grande. Pero su euforia se basaba en una trampa contable que la auditoria del Consejo Superior de Deportes (CSD) tumbó antes de la Asamblea.

documento

El caso es que en la reunión previa a la Asamblea que la Comisión Delegada de la RFEN mantuvo el 16 de abril para informar del ejercicio 2015, Carpena y Dueñas anunciaron un “importante superávit” (tercer párrafo del documento) que finalmente no pudieron presentar el 2 de julio, cuando el benefició se limitó a 13.319,78 euros con unos ingresos de casi ocho millones de euros: 7.915.997,93 euros. Sin embargo, no era éste el beneficio que la junta directiva de la RFEN quiso vender a sus asambleístas en la última Asamblea General del ciclo 2012-2016, sino uno próximo a los 500.000 euros tras imputar al ejercicio 2015 la jugosa partida de la Liga de Fútbol Profesional (LFP): 467.576,99 euros. Una trampa que no fue consentida por el CSD, que comunicó a la RFEN que el patrocinio de la Liga había que imputarlo al ejercicio 2016.

c

Ante las próximas elecciones federativas, cuyo proceso comienza en septiembre, Carpena pretendía salir reforzado ante sus asambleístas, pero el tiro le salió por la culata. El año pasado, tras anunciar un beneficio en 2014 de 242.454,82 euros, el presidente de la RFEN admitió tres meses después que, en realidad, el resultado había sido deficitario. En concreto, de 722.914,39 euros. El engaño se saldó con el despido del gerente, Eugenio Bermúdez, y una considerable rebaja del salario de Carpena, que salió muy debilitado.

Ahora, y pese a la cascada de subvenciones recibidas en 2015 (ver noticia), la RFEN  presenta un superávit de sólo 13.000 euros. Carpena y Dueñas, también presidente de la federación madrileña, manejaban un beneficio mucho mayor que esta vez no pasó el filtro de la auditoria del CSD, que pese al escandaloso déficit de 2014 otorgó a la RFEN la mayor subvención ordinaria de 2016: cuatro millones de euros, un 35,8% mayor que en 2015. Todo esto sin cumplir los planes de viabilidad y habiendo reconocido administración desleal, episodio por el que Carpena y su junta directiva deberían haber sido inhabilitados o destituidos.

Seguramente también te guste

1 Respuesta

  1. el buscador dice:

    No hay nadie que pueda encontrar en la página web de la FEN el plan de viabilidad. Ninguno de ellos y eso que Carpena ha presentado más de diez en cuatro años.La falta de transparencia es total.
    Sólo podemos ver en la gaceta federativa las fotos de Carpena. Y eso también cuesta dinero, mucho dinero del dinero que Carpena cobra a los clubes y a los deportistas.
    El amiguito del alma de Carpena , Miguel Cardenal, el que le regala dinero público , también aparece en una ridícula información junto a su socio de la LFP.
    Vaya pandilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR