El ‘Efecto Edad Relativa’ y su incidencia en la natación

«El mes de nacimiento entre elementos del mismo grupo condiciona el rendimiento y las oportunidades de nuestros jóvenes»

Pablo Cabanal
NATACION JUEGOS DE LA ARAUCANIA, LOS RIOS 2012

A mediados de los ochenta, el psicólogo canadiense Roger Barnsley se encontraba con su mujer y sus dos hijos en una competición de hockey sobre hielo. En ella tomaban parte los mejores jugadores universitarios de Canadá. Viendo el programa del campeonato, un dato llamó la atención de su mujer: se trataba de la columna con la fecha de nacimiento de cada uno de los deportistas: “Roger, ¿te has fijado en la fecha de nacimiento de estos chicos?”. Roger pensó que se había vuelto loca. “Sí, claro, todos tienen entre 16 y 20 años”. “No Roger, en el mes de nacimiento”,  contestó ella. Cuando Roger prestó atención se sobresaltó: había una cantidad abrumadora de nacidos durante los primeros tres meses del año.

Posteriormente, Barnsley estudió el mismo fenómeno en otras ligas canadienses. En todas ellas llegó a la misma conclusión: en edades tempranas, los jugadores de hockey eran seleccionados en base al rendimiento y éste, entre los nacidos el mismo año, era superior en los nacidos en los primeros meses del año dada su mayor madurez y superioridad física. Los deportistas seleccionados gozaban de mejores medios de entrenamiento y un nivel competitivo mayor por lo que,  una vez alcanzaban las categorías absolutas donde las diferencias de madurez ya se habían amortiguado, seguían teniendo más representación que los nacidos en los meses finales del año.

Este escena, que se narra en el libro ‘Outliers: The Story of Success’ (en español ‘Fueras de Serie’), de Malcolm Gladwell, cuya lectura recomendamos, aunque parezca mentira fue la primera aproximación seria al Efecto Edad Relativa (Relative Age Effect), un fenómeno que condiciona y determina la vida de nuestros jóvenes mucho más de lo que imaginamos. Y el deporte y la natación no son una excepción.

¿Qué es el Efecto Edad Relativa?

De forma general lo podríamos definir como el fenómeno por el cual un determinado grupo está sobrerepresentado en una determinada actividad en función de su fecha de nacimiento. En todas las actividades cotidianas que realizan nuestros hijos nos encontramos con la necesidad de establecer unas “fechas de corte” para dividir cursos académicos, categorías deportivas, etc. En España, mayoritariamente, hemos establecido el periodo de 1 de enero a 31 de diciembre para fraccionar a nuestros jóvenes en grupos.

Sin embargo, esta división no deja de ser una convención arbitraria que da lugar a paradojas: el nacido el 1 de enero está agrupado con compañeros hasta un año más pequeños que él, mientras el nacido un día antes, el 31 de diciembre, lo está con compañeros hasta un año mayores que él.

Estas diferencias de “madurez” entre elementos del mismo grupo, en opinión de muchos expertos, condicionan el rendimiento y las oportunidades que tienen nuestros jóvenes en función del mes de nacimiento. Así ocurre también en el ámbito académico sin que haya una excesiva preocupación por parte de los legisladores por tratar de compensar este fenómeno. Pero, ¿afecta también al deporte en general y a la natación en particular?

benjamin3

El Efecto Edad Relativa y el deporte base

Es a edades tempranas donde comienzan a aplicarse criterios de selección, donde los deportistas empiezan a formar parte de selecciones provinciales, autonómicas o nacionales, donde los clubes comienzan a captar talentos entre los jóvenes que más destacan. Y estos habitualmente son los más fuertes, maduros, altos y resistentes. Los deportistas menos “maduros”, por contra, se ven sistemáticamente apartados de “los mejores”, no destacan; en ocasiones, al no destacar disponen de menos medios y, en último extremo, pueden llegar a la conclusión, ellos, sus padres o sus entrenadores, de que “no valen” para ese deporte. De esta forma, se estarían perdiendo en el camino deportistas con potencial a los que sencillamente no se les ha dado el tiempo suficiente para madurar y que han sido ‘obligados’ a competir con compañeros de superior edad.

Aunque lo anterior es aplicable a todos los deportes, existen algunos que por su propia naturaleza son más sensibles a destapar las diferencias de madurez entre deportistas del mismo año. En ellos el rendimiento se mide en segundos o décimas de segundo, no hay apenas espacio para la imaginación, el talento, la visión de juego o la habilidad. Entre ellos está la Natación.

El Efecto Edad Relativa y la natación

Cualquier padre de nadador de base ve competición tras competición como, de los dos años que agrupa cada categoría, los del año mayor acaparan habitualmente los primeros puestos de cualquier lista de resultados. De hecho, existe el término “de año pequeño” para compensar y valorar en su justa medida los resultados de un nadador. Pero, ¿es suficiente con distinguir entre “año pequeño” y “año mayor” en un deporte como la natación, o deberíamos ir más allá y diferenciar a cada nadador según su edad “real”?

Cuantificar la influencia del mes de nacimiento en los resultados de natación de base no es fácil para los padres o público que asiste a las competiciones en España. A diferencia del programa de Barnsley, nuestras listas de salida no detallan el mes de nacimiento y las federaciones carecen de estudios que analicen el tema (o, al menos, no los publican)

Sin embargo, un cambio hace unos años en las categorías de un deporte minoritario nos puede servir para intuir qué resultados podríamos encontrarnos si se realizara un estudio de ese tipo.

benjamin

La pista del Salvamento y Socorrismo deportivo

El Salvamento y Socorrismo es un deporte minoritario si lo comparamos con la natación pero que guarda muchas similitudes con esta. De hecho, la gran mayoría de sus practicantes  compaginan ambos deportes y la natación es la base de casi todas sus pruebas.

Hace aproximadamente cuatro temporadas, la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS), modifico la “fecha de corte” de sus categorías del 1 de enero al 1 de octubre. De esta forma, los nacidos entre octubre y diciembre pasaron de ser los “pequeños” de su año a ser los “mayores”.

En principio, esta modificación no suponía ningún cambio sustancial: las categorías seguían agrupando dos años naturales. Sin embargo, supuso el acceso por parte de público y padres a unos datos que en natación permanecen ocultos. En las listas de resultados comenzaron a verse reflejados tres años distintos dentro de la misma categoría. Por ejemplo, la categoría cadete en el año 2013 agrupaba a los nacidos entre el 1 de octubre de 1998 y el  31 de septiembre del 2000.

De esta forma, a los ya conocidos “año mayor” y “año pequeño” para distinguir la edad biológica del nadador, se aceptó el término inexacto de “repetidor” para referirse a los nacidos entre octubre y diciembre del año mayor (sólo repitieron el año en que se cambió la fecha de corte). Dicho de otra manera, fue como si de repente se hubiera “etiquetado” en los resultados de una competición de natación  a los nacidos entre el 1 de enero y el 31 de marzo.

Pues bien, y esta afirmación puede corroborarla cualquier seguidor de este deporte, los “repetidores” han venido copando los primeros puestos de los campeonatos en una proporción abrumadoramente superior al porcentaje que representan sobre el total de los deportistas que toman parte en cada competición. Los “repetidores” son temidos por el resto porque saben que generalmente son superiores físicamente y poseen una gran cantidad de récords de España de su edad, tanto a nivel individual como de relevos.

A modo de ejemplo, éstos son los resultados de la prueba 150 obstáculos del Campeonato de España Cadete de Invierno 2013, celebrado en Valladolid. La prueba consiste en nadar 150 metros libres con la peculiaridad de que hay que sumergirse una vez en cada largo para evitar un pequeño obstáculo. En esta prueba suelen destacar los mejores nadadores:

TOTAL PARTICIPANTES EN LA PRUEBA: 57

Año 98 (nacidos en octubre, noviembre y diciembre): 8 (14%)

Año 99 (nacidos de enero a diciembre): 25 (44%)

Año 2000 (nacidos de enero a octubre): 24 (42%)

relativa2

10 PRIMEROS CLASIFICADOS

Año 98 (nacidos en octubre, noviembre y diciembre): 5 (50%)

Año 99 (nacidos de enero a diciembre): 4 (40%)

Año 2000 (nacidos de enero a octubre): 1 (10%)

relativa1

Los nacidos en 1998 tenían una representación proporcional al numero de meses que abarcaban: al ser un sólo trimestre representaban aproximadamente cuatro veces menos que los nacidos en los años 1999 y 2000. Sin embargo, entre los 10 primeros clasificados colocaron a cinco nadadores. ¡¡¡El 50%!!! Si esta competición hubiera sido de natación, únicamente sabríamos que de los 10 primeros clasificados hay nueve de año mayor, cosa absolutamente habitual en cualquier campeonato, pero nadie habría prestado atención al trimestre en el que habían nacido.

Todos los indicios apuntan a que el mismo fenómeno se viene produciendo regularmente en las competiciones de natación sin que nadie preste atención ni haga nada para tratar de solucionarlo. Parece bastante claro que el mes de nacimiento influye en el rendimiento de los nadadores a edades tempranas, hasta el punto de condicionar sus resultados deportivos y, en el caso de los nacidos en los últimos meses del año, puede generar una frustración en el deportista y su entorno al no recibir una recompensa al esfuerzo acorde a la de otros nadadores nacidos en los primeros meses del año. Ahora bien: ¿Qué podemos hacer para paliar estos efectos? ¿Qué hacen las federaciones actualmente?

* La segunda parte del artículo, ‘El papel de las federaciones y posibles soluciones’, se publicará el jueves 27 de marzo.

Seguramente también te guste

12 Respuestas

  1. Juan martin-lacalle dice:

    Interesante y mucho lo que amplia y razonadamente expone Pablo Cabañal espero nos siga dando pautas de como se puede estudiar esto para nuestra natacion aunque mucho me temo que los sesudos directivos y tecnicos que la rigen no estén abiertos a nada que no piensen y ejecuten ellos como demuestran a diario.

  2. Anónimo dice:

    Si en el fútbol, un deporte donde la técnica juega un papel mucho mayor, la diferencia ya es evidente, en la natación debe multiplicarse esta desventaja. Desde luego algo deberían hacer las federaciones y organismos deportivos, porque un chaval nacido en febrero tiene mucha más ventaja que uno nacido en octubre o noviembre. Esto puede llevar a la desmotivación de los críos que no consiguen las mínimas simplemente porque, como dice el autor, son menos maduras físicamente.

  3. ferranb dice:

    Tenía ganas de leer tu artículo. Me parece una reflexión impecable. Enhorabuena. Espero impaciente la segunda parte.

  4. salvamento dice:

    Ahora tendrán que acuñar otro término para los que este año, a mitad de temporada saltan de categoría, ya que de nuevo vuelven las categorías por año de nacimiento al Salvamento. Algo no debe de haber salido todo lo bien que se esperaba, el caso es que en el mes de marzo cambian las categorías con las consiguientes mínimas y con poco margen de maniobra para intentarlas.

  5. pepi dice:

    Muy interesante y creo que lo importante seria que los chicos y chicas supieran que es un factor que esta ahi, que a los padres nos lo explicaran y que los entrenadores lo tuvieran en cuenta. La maduracion fisica como la madurez mental no es igual para todos y bien llevado en lugar de un handicap podria ser un factor motivante para los chiquillos .En la escuela existe el mismo problema y no pasa nada. Aunque creo que los fenomenos/as lo son, ya sean de diciembre o de enero.

  6. Pablo Cababal dice:

    Pepi, totalmente de acuerdo con la primera parte de tu comentario, pero no con la segunda. Es muy aventurado decir que «lo mismo pasa en la escuela y no pasa nada» porque hay muchos estudios que demuestran que sí pasa, que condiciona el desarrollo de nuestros chicos a nivel académico. Otra cosa distinta es que no se pueda medir en décimas de segundo y que no merezca la pena por parte de nuestros legisladores complicarse la vida con estas cosas cuando no pueden ponerse de acuerdo en un sistema educativo que no cambie cada cuatro años.

  7. pepi dice:

    Hola Pablo, en la escuela todos los que estamos alrededor de los chavales sabemos que a los pequeños del curso en edades tempranas, les cuesta mas seguir el ritmo pero todos tenemos en cuenta este handicap que, a largo plazo, suele ser beneficioso, si se les motiva suelen ser perseverantes y constantes hasta la medula. Creo que lo importante seria que todos los que estamos en este mundillo y sobre todo los dirigentes hicieran entrar en la cabeza de todos que tan importante es en una competicion el «fenomeno» que ha hecho MMN como el que ha entrado ultimo pero ha mejorado ampliamente su marca.Pero habria que empezar por que los entrenadores no presionaran para poner por delante ir a campeonatos por encima de nadar medianamente bien los 4 estilos, que el club sea mejor que el de al lado, que los padres fueramos capaces de ver que lo importante es tener a los chavales en la piscina hasta edades tardias, en lugar de que en cuanto apuntan un poco de maneras o sacan buenos resultados ya tenemos la figura … en fin lo veo complicado.

  8. Pablo Cababal dice:

    Pepi, tienes toda la razón. El problema es que, como en todo, no hay dos padres iguales, ni dos entrenadores iguales. Lo que dices es cómo deberían hacerse las cosas… pero no siempre se hacen así. Por eso la obligación de las federaciones debería ser establecer un entorno con unas «reglas del juego» que estimularan lo que dices y no que dejaran todo en manos del sentido común de los padres y entrenadores. Un padre puede tratar de convencer a su hijo nacido el 30 de diciembre y que se queda en casa en julio mientras sus amigos se van a un cto. de España de que lo importante es nadar bien los cuatro estilos… pero sus amigos se han ido y él, que había entrenado igual o más, está en casa. Y está en casa por unas reglas del juego que son básicamente injustas en esas edades.

  9. Pere Casajuana dice:

    Después de muchos años observando este evidencia estadística sólo apuntar que el enfoque es erróneo, pues el éxito deportivo en general incluso en edades absolutas se concentra en nadadores nacidos entre los tres primeros meses del año, y del 15 de noviembre al 30 de diciembre. Podria extenderme con matices como que los nacidos des de el 1 de abril al 15 de juliol, suelen también acumular casos de éxito. Siento no poder presentar un estudio con validez estadística, pero en todo caso hay muchos más factores que inciden y que el éxito de los nacidos en el último més y medio del año desmonta la teoria.

  10. Pablo Cababal dice:

    Pere, si he entendido bien tu comentario, dices que se ha observado que los casos de éxito se concentran entre los nacidos entre los tres primeros meses del año… y los nacidos en el último mes y medio. Si eso es así lo de menos es que desmonte lo que se argumenta en este artículo, es que desmonta todos los estudios que se han hecho hasta la fecha sobre el efecto edad relativa. Me gustaría mucho saber donde has observado esas franjas de edad o donde has leído esa información. Muchas gracias por adelantado.

  11. Jesus Martín dice:

    No soy un experto en natación, solo soy el padre de una nadadora que nació el 31 de diciembre. Mi experiencia es que a edades tempranas una nadadora de diciembre es difícil que consiga estar entre las 10 primeras de su año, a pesar de que si se comparase con las del año anterior tendría la mejor marca.
    Lo que más me preocupa es mantener la motivación para que continue entrenando si finalmente no obtiene recompensa. Todos sabemos lo duro que es este deporte, cuanto más si ni siquiera se consigue un poco ce reconocimiento.

  12. Pere Casajuana dice:

    Principalmente observe de manera casual el comportamiento final y la trayectoria deportiva en los nadadores que entrenaba desde hace más de 25 años, luego intente observar si el comportamiento se daba también en otras especialidades, sobre todo considerando la trayectoria de los deportistas hasta llegar al nivel absoluto, insisto que la apreciación no tiene valor estadístico porque no he realizado el estudio con ese rigor. A la vez, he intentado contrastar este hecho observando las fechas de nacimiento de nadadores con palmares internacional en edad absoluta, solo a modo de ejemplo, Mireia Belmonte es nacida en noviembre, Michael Phelps en junio, Florent Manadou en Noviembre, Melani Costa en abril, etc, etc, … la muestra es compleja. También aprovecho para aportar mi opinión al comentario de Jesús Martín. En este sentido pienso que se debe plantear la carrera deportiva hasta la etapa absoluta, que en cada disciplina deportiva es distinta. Otra variable es como se pueden aprovechar los procesos de entrenamiento pensados para absolutos en la etapa de edades, y si los éxitos conseguidos en estas etapas con estos métodos se pueden ver refrendados en la etapa absoluta. Otra cuestión muy interesante seria como se deberían abordar los datos extraídos de estos estudios. Gracias por tus aportaciones.

Responder a Pablo Cababal Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR