El entrenador de Ariana Kukors afirma que las relaciones fueron consentidas

seanEl entrenador Sean Hutchinson niega haber abusado sexualmente de Ariana Kukors, la nadadora americana que le ha acusado esta semana. El preparador afirma en un comunicado que las relaciones fueron consentidas, al contrario de lo que asegura la campeona mundial de 200 estilos en 2009 y explusmarquista mundial. “En ningún momento abusé de Arianna Kukors ni hice nada que no fuera consensuado. Niego rotundamente haber tenido relaciones sexuales antes de que ella fuera lo suficientemente mayor para tomar decisiones por sí misma. Antes de eso, no hice para ‘prepararla’“.

Kukors ha revelado que Hutchinson comenzó a abusar de ella a los 16 años pero que desde los 13 la preparó para mantener relaciones y estas duraron hasta que la nadadora tuvo 24. “Después de los Juegos de 2012“, dice el entrenador, “empezamos una relación y Ariana vivió en mi casa de Seattle durante más de un año. Su hermana menor también vivió con nosotros durante varios meses y su madre nos visitaba de vez en cuando. Lamento profundamente estas acusaciones tantos años después“.

Seguramente también te guste

3 Respuestas

  1. Jacintoh dice:

    Ahora están saliendo de hasta debajo de las piedras supuestas abusadas o violadas que vienen a acordarse después de 10, 12, 15 años de lo que pasó.
    Esas que en el cine ha dicho Brigitte Bardot (83) que pasaba lo contrario, ellas provocaban y ofrecían favores sexuales a los productores para obtener papeles -Bardot afirma no haber sufrido nunca ningún acoso- esas están perjudicando a casos como este que sí pueden ser ciertos.
    La diferencia de casi 20 años de edad entre ellos y el que la relación empezara siendo Ariana muy joven son motivos suficientes para deducir que no había una relación de igualdad.
    El entrenador quiere escudarse en que las visitas de la madre y la hermana daban el consentimiento a la relación pero no es cierto por dos razones: la nadadora estaba fuertemente influenciada y dominada por aquel y los familiares no quisieron ver o no se les dejó ver lo que en realidad estaba ocurriendo con su hija/hermana.
    No soy juez pero a mí me parece culpable.

  2. Norris dice:

    Un caso de libro. Poco que decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR