El gran asalto de Paula Ruiz

Paula Ruiz Bravo jamás había trabajado tanto en el gimnasio. Tampoco en la piscina. La doble campeona mundial júnior de aguas abiertas (2016 y 2018) prepara desde hace semanas su gran asalto: la clasificación para el maratón olímpico (10km). Malagueña de 19 años, es la principal baza española tras la retirada de la catalana Erika Villaécija a los 34 años.

paulaLejos de su casa, Ruiz Bravo se prepara bajo la dirección del francés Fred Vergnoux, quien ya moldea el físico de la andaluza, más fuerte que nunca a base de hierro y máquinas. No hay apenas espacio para el ocio en el grupo de Vergnoux, quien trata de implantar un método estajanovista a sus nadadores. O estás preparado para ello o no aguantas ni dos días. En el caso de Ruiz Bravo, su carácter competitivo, ilusión y capacidad de sacrificio le acompañan. Su meta es el Mundial de 2019 en Corea del Sur, donde las 10 primeras obtendrán de manera directa la clasificación olímpica. Si no lo lograra en este primer asalto, debería esperar al año siguiente, cuando antes de Tokio 2020 se dispute una prueba preolímpica, última repesca. Por esta vía se clasificó Villaécija para Río 2016 tras haber fallado en el Mundial de 2015 disputado en Rusia, donde acabó 21º.

Los dos títulos mundiales júnior, el último este año sobre la distancia de 10km, avalan a la malagueña, quien se formó en el centro de tecnificación de Málaga bajo la tutela de Xavier Casademont. Fue éste quien dirigió a la andaluza durante gran parte de su etapa de formación y éxitos tempranos. Málaga se le quedó pequeña a Ruiz Bravo, nadadora de carácter firme y mucha personalidad. En el CAR de Sant Cugat ha encontrado lo que quería: un sistema de entrenamiento extenuante y los medios y cuidados adecuados, desde fisioterapeutas hasta psicólogos. Junto a la campeona olímpica y mundial Mireia Belmonte, la andaluza ha encontrado su sitio.

ruizEl plan de Ruiz Bravo pasa por entrenar al máximo y alcanzar el pico de forma en Corea del Sur a mediados de julio. Todas aquellas pruebas que dispute hasta el Mundial serán con carga de trabajo, tal y como ha ocurrido en el Nacional en piscina corta que se acaba de disputar en Barcelona.

La última gran prueba absoluta internacional que disputó Ruiz Bravo fue el Mundial de Budapest, donde finalizó 18ª en los 10km a 1m 53 de la campeona, la francesa de 28 años Aurelie Muller. Un buen resultado atendiendo a la experiencia y juventud de la española, quien en los 5km, dos días después, acabó 13ª a 1m 42s de la ganadora, la americana Ashley Twichell, 29 años.

Hasta el mes de julio habrá pocas noticias de Ruiz Bravo, que cumplirá 20 años el próximo febrero. Las pruebas de la Copa del Mundo que dispute serán meros test con vistas al gran asalto: Gwangju 2019.

Seguramente también te guste

2 Respuestas

  1. pachuli dice:

    este artículo lo ha escrito el padre de paula en su blog, no? 😛

  2. CCR dice:

    Digna sucesora de Erika. Tiene muy buena pinta esta chica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR