El Nacional de verano, camino del despropósito

Natàlia Torné
 

Tiempos de turbulencias en la natación española. Parece que últimamente se habla más que se nada. Las cosas, a modo general, van mal. Aun así se avecina una etapa competitiva interesantísima en la que los protagonistas deben ser los nadadores, no los técnicos. Los Juegos del Mediterráneo, la Universiada y, ante todo, el Campeonato del Mundo serán los objetivos que tendrán nuestros mejores representantes. No obstante, la mayoría  restante se encuentra sumergida en un bucle de incertidumbre difícil de escapar.

En plena crisis económica se adjudica el Campeonato de España de verano a Gran Canaria. Para colmo, en pleno agosto. Con la finalidad de que sea una competición de alto nivel y que asistan los mundialistas. Sin embargo, los clubs deberían hacer un gran esfuerzo para pagar el billete y la estancia en la isla. Parece que la RFEN no contaba con ello. Las consecuencias de esta decisión han sido indeseables: la mayoría de clubes catalanes ha decidido rechazar al campeonato como método de “rebelión” para que se note su descontento y rechazo ante la decisión tomada. Clubes de otras comunidades han decidido quedarse en casa a causa del altísimo presupuesto que supone un viaje de tal medida. Otros, no quieren alargar la temporada hasta mediados de agosto. Un argumento que corresponde con las ganas de empezar pronto la próxima temporada pues el campeonato de invierno se disputará en noviembre. Para cumplir con los dos Nacionales, las vacaciones de nuestros deportistas serían prácticamente inexistentes.

Incompatibilidad de fechas, más tiempo de trabajo inútil y una inversión económica difícil de asumir son los obstáculos que hallan los clubs para fijarse un propósito motivador. De esta manera, los nadadores sin objetivo internacional actualmente, se tiran cada día a la piscina sin saber por qué; una situación muy diferente a la que se encuentran los nadadores españoles que disputaran el Mundial: obligados por los técnicos y desmotivados ante la idea, deberán acudir a la cita nacional.

Nos hallamos ante una paradoja algo absurda. Observando el panorama, Canarias tendrá grandes campeones con ganas de acabar y una inmensa ausencia de deportistas con ganas de acudir. Una dolorosa bofetada a los clubes a cambio de cuatro estrellas despuntando.

* Natàlia Torné disputó el fin de semana el trofeo de Montecarlo, primera prueba del Circuito Mare Nostrum. Se clasificó para las finales B de 100 y 200 espalda.

 

Seguramente también te guste

2 Respuestas

  1. Anónimo dice:

    Siempre ha sido así. Hay una Asamblea y se aprueban calendarios. La federación sois todos. No voteis.

  2. manolo_s dice:

    Efectivamente un despropósito, creo que heredado del anterior director técnico. El club (andaluz) de mis hijos, dentro de sus modestas posibilidades deportivas y mucho más (o mejor menos) económicas, ya programó en su momento no acudir a esta competición. Castellón esta a la vuelta de la esquina.
    Te animo Natalia a que sigas compartiendo a través de este blog o algún otro que te queda muy cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR