El secreto de Cata Corró: la despreocupación

Terminado el Europeo de Glasgow, Catalina Corró se marchó de vacaciones algo más de 15 días para empezar a entrenarse el 3 de septiembre. Del Europeo salió con su segundo mejor registro en los 400 estilos, 4:38.83, apenas siete décimas por encima de los 4:38.16 que había firmado un mes antes en el Campeonato de España de verano disputado en Mairena del Aljarafe.

catalGlasgow fue el colofón a una temporada, más bien a una fase de su vida, compleja e incierta. En marzo de 2017 entró en el quirófano para someterse a la extirpación de un tumor en el cerebro. Su carrera deportiva estaba en juego, pero esto quizás era lo de menos. La mallorquina de Inca, de 23 años, 22 cuando la operaron, salió victoriosa del trance. Unos meses después, en diciembre, ya estaba compitiendo en el Campeonato de España en piscina corta disputado en Barcelona. El trago había pasado con efectos vigorosos sobre la nadadora. “Aquello le cambió la mentalidad, por supuesto” explica su entrenador, el albaceteño Álex López; “ahora es más madura, no se agobia por las cosas y esto se nota en todo, también en la piscina”.

López coincidió dos años y medio con Cata Corró en el CAR de Sant Cugat, donde la nadadora estuvo becada. Hicieron migas y la inquera decidió seguir al preparador hasta el Sabadell, cuyo programa dirige éste tras la marcha del polaco Bart Kizierowski. “Se ha adaptado muy bien al cambio. En vez de estar en una residencia, aquí comparte piso. Los horarios son diferentes a los del CAR, pero lo lleva bien. Entrena pronto, luego va a sus clases de Medicina… Es ordenada”.

Corró acaba de salir del Nacional en corta con la clasificación para cinco pruebas del Mundial. La internacional del Sabadell ya estaba convocada para los 400 estilos y en Barcelona ha ampliado su programa a cuatro pruebas más: los 400 y 800 libres, los 200 mariposa y los 200 estilos, mejorando sus tiempos en todas ellas excepto en los 400 libres. En China nadará todas ellas excepto los 800 libres, según su entrenador, quien recuerda que los 4:28.26 del Nacional le hubieran dado la plata en el Europeo de 2017, cuando se impuso la húngara Katinka Hosszu y la francesa Lara Grangeon se proclamó subcampeona con 4:28.77.

catal1Hace unas semanas, Alex López se preguntaba a sí mismo si Catalina no estaba corriendo demasiado rápido. El preparador estaba un punto sorprendido. Con sólo un mes de entrenamiento tras las vacaciones de verano, Corró firmaba en Budapest su mejor registro en los 400 estilos, 4:30, 21, desbancando a la gallega Beatriz Gómez como la segunda española más rápida de la historia. La balear mejoraba los 4:32.30 que había hecho unos días antes, el 29 de septiembre, en Eindhoven. López lo comentó con el resto del equipo de apoyo de la nadadora. “¿Qué problema hay en que nade rápido?”, se preguntaron. “Ninguno”, concluyeron. “Los entrenadores, a menudo, somos muy cuadriculados. Pensamos que hay que entrenar para correr rápido en ciertas competiciones marcadas. Y a veces no tiene por qué ser así”, explica el técnico.

Al Nacional en corta Catalina llegó sin una preparación específica. El lunes anterior al comienzo de la competición había cubierto ocho kilómetros por la mañana y otros tantos por la tarde. “No habíamos preparado nada”, revela López; “De hecho, estábamos subiendo el volumen de trabajo porque después del Nacional nos íbamos a Sierra Nevada”, adonde ha llegado hoy la nadadora. López relaciona el buen momento de Corró con su estado anímico: “Está contenta, despreocupada. No tiene ninguna presión y las cosas le están saliendo. No nos hemos puesto ningún objetivo”.

Después del Mundial en corta de China, comenzará la preparación del Open clasificatorio para el Mundial de verano de 2019. En febrero subirá a Font Romeu. “Hasta ahora hemos hecho un trabajo general de acondicionamiento, sin pensar en el Mundial de China”, cuenta López, quien añade que en sus planes entran los 200 mariposa. “Aunque todavía no lo hemos hablado, creo que puede tener opciones de clasificarse en esta prueba”. Corró tiene un mejor registro desde 2014 de 2:13.18, pero atendiendo a su proyección el preparador considera que puede rebajar las mínimas establecidas por la federación, 2:09.73 en las eliminatorias y 2:08.43 en las semifinales. Luego están los 200 y 400 estilos, principalmente esta última.

De momento, está disfrutando”, concluye el entrenador; “ya habrá tiempo más adelante de agobiarse, si es que toca”.

Seguramente también te guste

3 Respuestas

  1. Igerilari dice:

    Espectacular progresión de Cata y atendiendo a lo que dice su entrenador Alex no tiene pinta de parar. Ejemplo para todos, quitando la operación y demás, de que se pueden compaginar estudios y alto rendimiento.
    Si en China mejora aún más su tiempo del 400 estilos podría rascar una medalla.

  2. Coco dice:

    Todo un ejemplo a seguir. Grande Cata!

  3. pachuli dice:

    me encanta lo q dice sobre su despreocupacion y presion, se nota que se ha jugado la vida en los ultimos tiempos y ahora la natacion se lo toma como un premio, como una fiesta, como una alegria, se nota en la expresion corporal y todo…
    hace lo q le gusta lo q quiere es feliz…
    sigue así cata!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR