El ¿último? zambombazo de Mireia Belmonte

Juan Pérez Ortiz

Dice Fred Vergnoux que Mireia Belmonte necesita continuos estímulos, explorar aquí y allá, examinar sus prestaciones a diario. Por eso está en plena fase de pruebas después de conseguir tres medallas en el Mundial de Barcelona y finalizar tercera la Copa del Mundo, el circuito internacional en piscina corta. En plena vorágine competitiva desde que regresó de vacaciones, Belmonte igual nada alguna de sus pruebas favoritas que se marca un 100 braza, como hizo la pasada semana en Compiegne. Está en estado de gracia, feliz consigo misma y con su entorno. Y lo demuestra en la piscina: en la primera jornada del Nacional de Castellón, esta mañana, ha batido el récord mundial de 1.500 libre con 15:26.95, casi dos segundos menos que el anterior, firmado por la danesa Lotte Friis en noviembre de 2009: 15:28.65. La badalonesa ya tiene tres récords mundiales en piscina corta tras batir el pasado agosto los de 400 y 800 libre.

 Pocas nadadoras en la historia de la natación han mostrado la versatilidad de Mireia Belmonte, la mejor deportista española de todos los tiempos. Su poderío es asombroso. La recuperación de la que hace gala entre prueba y prueba, entre competición y competición, no tiene parangón, con permiso de la húngara Katinka Hosszu, ganadora de las dos últimas Copas del Mundo. Belmonte es una trituradora. Ni siquiera ella sabe dónde está su límite. Mientras su entrenador asegura que 2014 es un año de transición con vistas a los Juegos de Río, ella va a lo suyo. Asimila el trabajo para deleitar con un zambombazo tras otro. El último, esta mañana. ¿El próximo? Seguro que pronto.

 Ocho días después de caer en los 800 libre del Mundial ante la norteamericana Katie Ledecky, la danesa Lotte Friis, la neozelandesa Lauren Boyle y la húngara Boglarka Kapas, Belmonte batió el Berlín (Copa del Mundo) el récord mundial de 800 libre: 7:59.34. Impulsada por su pericia en piscina corta, derrotó a dos de las nadadoras que la habían superado en el Palau Sant Jordi: Friis y Boyle. Al día siguiente batió la plusmarca de 400 libre de la francesa Camille Muffat por 33 centésimas para dejarla en 3:54.52. Fueron sus dos primeros zambombazos del año. El tercero, esta mañana en Castellón. La doble subcampeona olímpica en Londres 2012 está en racha. Cualquier cosa puede pasar. Es una caja de sorpresas.

 

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR