España: gestores de Regional Preferente

villaLos mejores nadadores españoles se saltarán el Europeo en piscina corta de Glasgow del próximo diciembre para tratar de lograr la clasificación olímpica unos días después en el meeting de Amsterdam. Fue una decisión acordada entre el director técnico de la federación española, Luis Villanueva, y los entrenadores de los nadadores con más opciones de competir en Tokio 2020. España programó el Nacional en corta antes que el Europeo de Glasgow para que el primero fuera clasificatorio para el segundo. Sin embargo, la prioridad de los mejores nadadores españoles, entre ellos Mireia Belmonte, será Amsterdam. Son tantos años de ninguneo a los nadadores y políticas deportivas erráticas que el hecho de que la federación española haya modificado sus criterios de selección olímpicos se ha celebrado por algunos como un cambio de rumbo. Se ha perdido tanto la perspectiva que cualquier pequeña concesión es recibida con aplausos. Pero la realidad es otra: mientras las principales potencias europeas, con Rusia a la cabeza, llevarán a Glasgow a sus principales figuras, España irá sin sus referentes. Somos tan buenos que nos permitimos el lujo de saltarnos un Europeo en piscina corta. ¡Cuanto que aprender de Italia!, por poner un ejemplo.

Italia programó su primer clasificatorio olímpico unos días después del Europeo de Glasgow para que sus principales bazas aprovecharan la inercia. Mientras el Europeo en corta se disputa del 4 al 8 de diciembre, el campeonato italiano de Riccione será del 12 al 14 en piscina larga. Eso es un director técnico y un gestor. ¿Qué historias nos hemos montado en España? Cualquier competición internacional es aprovechada por las principales potencias para dejar el pabellón nacional bien alto y dar oportunidades a los jóvenes que se lo han ganado. Rusia, Italia, Hungría… Puede que haya excepciones, que algunas estrellas continentales como Sjöstrom, Milak o Peaty renuncien a un Europeo en corta, pero los países que tienen programas serios van con selecciones numerosas y gran parte de sus cracks. En España, el mensaje de unos cuantos gurús ha calado tan hondo que hemos acabado por aceptar que un Europeo en corta es una castaña cuando debería ser la competición referencia de un país que tiene una natación de Tercera División en comparación con las grandes potencias europeas.

¿Quién es este Luis Villanueva? Un tipo que jaleaba a Albert Tubella y defendía los postulados de hierro del exdirector técnico para luego traicionarle y dejarle solo. Después de dilapidar decenas de talentos, la federación española no ha tenido más remedio que edulcorar sus criterios de selección olímpicos para evitar un motín. Y todo esto se ha diseñado a falta de unos meses para las elecciones presidenciales. España tiene un plan de risa mientras países como Italia, Rusia, Hungría o Gran Bretaña saben lo que hacen. Miren Italia: su proceso de selección para el Europeo en corta comenzó en el pasado Mundial de verano; programa su primer clasificatorio olímpico días después del Europeo de Glasgow, competición que afrontan con la misma seriedad que unos Juegos Olímpicos; después de Riccione dan otras tres opciones clasificatorias para Tokio, una a mediados de marzo, otra en mayo (Europeo) y la última a finales de junio con el Sette Colli… Y aquí celebrando regalitos de tipos sin carisma, habilidad ni ideas. Pasan los años y todo sigue igual… o peor.

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR