Hervás: «En la ría de Navia he sufrido como nunca»

Natacción
hervasHervás, junto a Nogueira.

Kiko Hervás se ha retirado. Desde 2004 a los Juegos Olímpicos de Londres (2012) ha representado a España en competiciones internacionales. Empezó siendo entrenado por Eugeni Ballarín en el Hospitalet. Su último entrenador ha sido Ricardo Franch en Vila-real. Entremedias, Carles Subirana, Víctor Naya y Jorge Pérez. Tras anunciar que deja la natación de élite, Hervás, de 32 años, repasa algunas de las pruebas internacionales que han marcado su larga carrera. En el periodo 2004-2012 amasó 17 títulos nacionales de larga distancia entre las aguas abiertas y la piscina. La falta de patrocinio ha forzado su retirada a una edad idónea para la especialidad y antes de los Mundiales de Barcelona, donde le hubiera gustado despedirse.

 2004. Subcampeón de la Copa de Europa de aguas abiertas: “Es el año que exploto como nadador de aguas abiertas. Me doy cuenta del potencia que tengo y decido centrarme en esta especialidad. En aquella época estaban Jonathan Florencio, Diego Nogueira, Jordi Jou o Moisés Negrón. En los cinco kilómetros del Campeonato de Europa de Madrid acabé décimo en los 5 kilómetros”.

 2005. Juegos del Mediterráneo: “La primera y la única vez que he sido internacional en piscina. Acabé quinto en los 1.500 metros, prueba para la que me había clasificado en el Nacional absoluto haciendo mi mejor marca: 15.35. Ese año fui quinto también en la Copa de Europa de aguas abiertas”.

 2006. Campeón Copa de Europa: “La final de esta prueba se disputó en Navia con el agua extremadamente fría. No he sufrido tanto en mi vida. Nunca lo olvidaré. Entiendo perfectamente que la gente se muera de frío. Me tuvieron que ingresar por hipotermia en cuanto acabó la competición. No sufrí por cansancio, sufrí por frío. Dijeron que el agua estaba a 16 grados, pero estoy seguro de que estaba a menos. Acabamos apenas cuatro tíos. La gente se iba retirando durante la prueba y los duchaban con agua caliente, pero cuando yo llegué se había agotado. Me llevaron al hospital y me inyectaron suero caliente, me taparon con mantas y aplicaron aire caliente. Recuerdo que llegué tercero, detrás de un francés, pero había perdido completamente la visión”.

 2007. Mundial de Melbourne (5km). “Acabé cuarto. Di la sorpresa, ni yo mismo me lo creía. Llegué detrás de Lurz, Dratsaev y Gianniotis. Este último me sacó apenas dos o tres segundos. Me encontré muy bien ese día. Las aguas abiertas no son como la piscina. Aquí dos más dos no son cuatro. Dependemos de muchos factores, de cómo salgas, cómo pases las boyas… El que mejor se encuentra no tiene por qué ganar. Ese día yo me encontré fenomenal”.

 2008. Juegos de Pekín (10km): “Fue una bonita experiencia. La clasificación previa fue muy dura, me tuve que jugar la única plaza que tenía España con Diego Nogueira en la repesca disputada también en Pekín. Ninguno de los dos había acabado entre los diez primeros en el Mundial de Sevilla, por eso tuvimos que recurrir a la repesca, abierta para los países que no habían conseguido meter a ningún nadador. Entré un suspiro antes que Diego, fue imperceptible porque tocamos a la vez”.

 2008. Europeo Dubrovnik (25km): “La primera vez que competía sobre 25 kilómetros. Fui durante muchos kilómetros con un grupo de escapados, pero en los últimos cuatro reventé de cansancio. Se me hicieron durísimos. Me pasaron unos cuantos, entre ellos Diego Nogueira, que acabó cuarto. Yo fui quinto. Detrás de mi llegó el búlgaro Petar Stoychev”.

 2009. Mundial de Roma (10km): “Durante tres meses estuve lesionado, desde marzo a mayo, cuando pude empezar a entrenar. Sufrí la fractura de una costilla por sobreentrenamiento que me impedía respirar bien. Acabé séptimo. Nunca imaginé que pudiera acabar en posición de diploma después de tres meses sin entrenar, haciendo bici estática”.

 2011. Mundial Shanghai (10 y 25km): “Acabé sexto en los 10 kilómetros, consiguiendo el billete olímpico para Londres. Fue una de mis mejores carreras. Había mucho nivel y acabé muy bien. En los 25 perdí el bronce por dos segundos. Las condiciones de calor y humedad fueron horrorosas”.

 2012. Juegos de Londres (10km): “Tres días antes de competir me tropecé con un bordillo y me hice una fractura del quinto metatarso del pie izquierdo. Acabé la prueba como pude, porque el pie no lo sentía”.

 

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR