Experiencia ‘USA': «¡Me quedo con todo!»

AGM Educación entrevista a cuatro nadadoras españolas que cursan sus estudios en EEUU: Mai Ortega (Houston), Marina Colominas (Wingate), Paula Ronda (Bethel) y Julia Olivas (Keiser). Las cuatro hablan sobre su experiencia y los aspectos que les han marcado, tanto académica como deportivamente.

mai

¿Por qué decidisteis estudiar en EEUU?

Mai Ortega: Se me presentó la oportunidad de venir y tras hablarlo con mis padres y amigos decidí coger este camino. Nunca pierdes nada por intentarlo, siempre tienes la opción de volver. También necesitaba un cambio de aires, una manera de ver las cosas de diferente manera, tanto en la natación (que es el deporte que practico) como en los estudios.

Marina Colominas: Siempre había admirado y envidiado a los compañeros que se iban de intercambio en el instituto, pero con la natación y todo lo que tenía aquí en España nunca me lo planteé en serio. Dos de mis compañeros de equipo se fueron a estudiar con una beca a la universidad, y sólo me contaban cosas buenas. Al final me animé. No me arrepiento para nada de haber vivido esta experiencia.

Paula Ronda: Al principio de 2º de Bachiller ni me planteaba ir a estudiar a EEUU. Fue cuando el padre de una compañera de equipo comentó que estaba con los trámites. Entonces pensamos que era un buena idea. Lo hablamos en familia y nos pusimos en contacto con AGM. Empezamos a recibir ofertas hasta que tuvimos un skype con el entrenador de Iowa Central y decidimos seguir adelante con él.

Julia Olivas: La verdad es que nunca me había planteado ir a estudiar a EEUU hasta 4º de la ESO. Veía esta experiencia como algo complicado y difícil de conseguir, pero hablando con mis padres vimos que podía ser algo inolvidable. Poder estudiar lo que quería y entrenar sin preocuparme de si los horario coincidían fue lo que me empujó a seguir con el proceso.

colominas
¿Por qué elegisteis vuestras respectivas universidades?

Mai Ortega: Aquí en USA las universidades son más caras que en España y la universidad de Houston era un balance entre beca y nivel deportivo, durante el proceso de recruiting hablé mucho con los entrenadores y con las chicas del equipo y me daban muchísima confianza y la sensación de que iba a mejorar allí, que iba a estar a gusto…

Marina Colominas: Hablé con distintas universidades pero me decidí por Wingate por el programa deportivo que tienen y por la seguridad que me transmitió el coach. Además, David Granados, un nadador que conocía un poco, y su ayuda y todo lo que me explicaba del equipo me acabó convenciendo.

Paula Ronda: Mis primeros dos años los hice en Iowa Central Community College en Fort Dodge. Elegí Iowa Central porque mi nivel de inglés no era muy bueno y además no estaba segura de si me iba a gustar esta experiencia. Por lo tanto, Iowa Central era la mejor opción porque es más económico y pequeño que una universidad al tratarse de un community college. El nivel académico tampoco es tan exigente. Luego me transferí a Bethel University en Mishawaka. Elegí Bethel por varias razones: está cerca de una gran ciudad como Chicago y de una universidad grande como Notre Dame.

Julia Olivas: Cuando empecé a recibir ofertas de universidades, sinceramente, iba un poco perdida. Me había estado informando pero no sabía cuál era la que mejor encajaba. Hablando con Blanca (mi asesora) descartamos algunas universidades  y de las que quedaban íbamos viendo cuál se ajustaba más a mis gustos, pero aun así no me convencían mucho. Por instagram no paraba ver historias de mis amigos en Florida y decidí informarme de la universidad en la que estaban estudiando. La vi y me encantó, pero justamente esa no me había contactado. Sorprendentemente, un día recibí una oferta de ese centro y tuve claro que estudiaría mi carrera en Keiser.

olivas

¿Cómo es tu nivel deportivo desde que estudias en EEUU y hasta dónde quieres llegar?

Mai Ortega: No me vine con un objetivo deportivo, sino que me vine a seguir creciendo tanto como estudiante y como deportista, vine porque era más fácil compaginarlo aquí. Yo quiero seguir disfrutando de la experiencia, darlo todo en las competiciones y, quién sabe, quizá ir a los NCAA.

Marina Colominas: Uno de los motivos por los que me planteé marcharme fue porque no estaban en mi mejor momento en cuanto a marcas y no disfrutaban nadando como solía hacer antes. En ningún momento pensé dejar de nadar, pero sí un cambio de aires, y esta oportunidad era la perfecta. Desde que estoy en EEUU estoy cada vez más cerca de mis marcas, poco a poco, y lo más importante es que el cambio de aires y la manera diferente de vivir la natación me ha permitido disfrutar de nuevo cada minuto que paso en el agua.

Paula Ronda: He mejorado desde que llegué, pero personalmente creo que me ha ayudado más en el ámbito psicológico. Tal vez haya sido una de las ventajas de estar en JUCO y NAIA, donde no hay tanta presión como en la NCAA DI o DII.

Julia Olivas: Este año ha sido muy raro con todo esto del coronavirus. No hemos podido competir tanto como hubiéramos querido. Personalmente creo que he crecido como nadadora, aunque me queda mucho por aprender. Mi objetivo en EEUU es convertirme en una gran nadadora tanto dentro como fuera del agua y disfrutar al máximo haciendo lo que más me llena como persona.

¿Qué diferencias percibes con respecto a España? 

Mai Ortega: Se nota bastante. Darlo todo para que tu equipo pueda estar lo más alto posible. Y la Conferencia, que es lo más importante aquí, no sólo premia lo individual, sino a la universidad que más puntos tenga. Tanto en los campeonatos como en los entrenos, se perciben los ánimos, el ambiente de equipo (algo que en España, a veces, podía mejorar) y piensas: ‘Si mis compañeras me están animando, tengo que hacerlo por ellas!’.

Marina Colominas: He aprendido a ver este deporte de una manera totalmente distinta. Desde un punto de vista más colectivo pese a ser un deporte más individual. Los entrenos son un poco más específicos respecto a lo que cada nadador necesita.

Paula Ronda: Algo que hace especial la competición en EEUU es que cada vez que empieza suena el himno de EEUU. Es algo digno de ver. En cuanto al equipo, vas a tener la oportunidad de convivir las 24 horas del día con tus compañeras y de esta manera reforzar la unión. Los entrenamientos son diferentes porque se entrena en yardas. Yo diría que los entrenamientos son más específicos en relación a tus pruebas y estilos, y ello te ayuda a ser más preciso en el agua.

Julia Olivas: La mayor diferencia es el equipo. Cuando llegué este año flipé en cada competición. La emoción y las ganas que le ponen cuando van a competir o cuando lo hace algún compañero es impresionante. Hay mucho trabajo en equipo. Aquí en España también ves gente animando, pero el sentimiento y la pasión no son lo mismo.

ronda

¿Qué recomendarías a otras nadadoras que están ahora en Bachiller? 

Mai Ortega: Muchas te van a decir que si tienes la oportunidad, cógela, mola vivir la experiencia tanto de lo bueno como de lo malo. No todo el mundo tiene la oportunidad de venir a USA con una beca, conoces una nueva cultura, conoces gente, aprendes un idioma. Al final es lo que decimos o pensamos muchas veces: que tienes la opción de volverte si no te gusta pero no siempre vas a poder decir: ‘me voy a estudiar al extranjero’.

Paula Ronda: Te ayuda a crecer como persona y a experimentar cosas nuevas. Te permite conocer una nueva cultura y ser parte de ella durante un tiempo. En cuanto al terreno deportivo es algo que no vas a poder experimentar en otro lugar. La natación se considera un deporte individual, pero en cuanto entras en una universidad americana todo es por y para el equipo. En cuanto a lo académico, considero que es un billete de lotería porque puedes elegir qué estudiar. Hay más flexibilidad. No tienes por qué elegir tu carrera en el primer curso.

Julia Olivas: Que trabajen mucho pero que sobre todo no se estresen. Si algún examen va mal no pasa nada, el siguiente saldrá mejor. Yo era muy dura conmigo misma y a la mínima que algo iba mal me venía abajo. Pero aprendí que si en vez de enfadarme cuando algo salía mal buscaba formas de mejorar, las cosas salían.

¿Con qué te quedas de la experiencia americana?

Mai Ortega: Me quedo con la gente de la que me he rodeado aquí y con todo lo que aprendo de cada uno de ellos: mi equipo, los entrenadores. Sé que tengo aquí un equipo que me va a seguir ayudando pase lo que pase, aunque acabe la carrera, pase el tiempo. Creo que siempre voy a tener su apoyo. También me quedo con todo lo que trae el hecho de estudiar en una universidad americana, vivir en un apartamento con compañeros, ser independiente, ir a clase formándome en un sistema americano y entrenar con un equipo americano. La vida universitaria americana es increíble, todo se te queda en la memoria en mayor o menor medida. También el hecho de vivir tu experiencia universitaria lejos de lo que estás acostumbrado y a mucha distancia de las personas con las que estas acostumbrada a convivir.

Marina Colominas: ¡Me quedo con todo! Lo que he aprendido de mí misma como deportista y como persona, y sobre todo me quedo con la gente que estoy conociendo por el camino.

Paula Ronda: Es una experiencia única. Pero principalmente me quedo con las personas que he conocido. He tenido la oportunidad de conocer a compañeras de 10 países diferentes. También he tenido la oportunidad de conocer a dos familias que me han acogido durante el verano para que pudiera realizar las internships requeridas para mi carrera universitaria.

Julia Olivas: La tranquilidad que he tenido este año respecto a los anteriores. No he tenido que correr para ir a entrenar, no he tenido que salir antes de entrenar para llegar a clase… Todo esto suponía un estrés en Barcelona. No tener que ir corriendo a todas partes ha sido lo mejor. También me quedo con todas las amistades que he hecho durante este año en EEUU.
agmok
Ventajas para las nadadoras en USA. Nuevo programa AGM

Las deportistas españolas que se estén planteando estudiar en Estados Unidos podrán gozar de las siguientes ventajas y beneficios gracias a este programa

– Plan especial de pagos, para que puedan comenzar el proceso a coste cero y sin riesgo hasta que se comprometan con una universidad.

– Cursos gratuitos de SAT y TOEFL para preparar los exámenes de acceso a la universidad en Estados Unidos.

– Acceso a una red de mujeres voluntarias, estudiantes y deportistas que han vivido ya la experiencia americana. De esta forma, las estudiantes de 15-16 años, que pueden tener dudas y miedos, tendrán a su disposición a otras deportistas que hayan pasado por la misma experiencia y puedan ayudarlas en algún momento.

– Edición de vídeos deportivos sin coste para facilitar el proceso y generar mayor interés por parte de los entrenadores americanos.

– Talleres, seminarios y eventos para mujeres deportistas: nutrición, psicología, becas deportivas, etc

Toda la información sobre el programa se puede conseguir en este link. Y para conocer mejor el proyecto, puedes ver este vídeo en el que varias protagonistas del programa explican los objetivos del mismo.

Seguramente también te guste

6 Respuestas

  1. Mary dice:

    Tengo mis dudas sobre la realidad de la experiencia americana universitaria. Como experiencia personal, como mejora del nivel de inglés, ninguna duda
    Pero ¿Realmente mejoran su nivel? Y sobre todo, a su vuelta ¿Esa titulación úniversitaria les es útil ? Me gustaría conocer las experiencias deportivas y profesionales de nadadoras no estudiando sus primeros años, sino en los últimos, y sobre todo ya de vuelta en España.

    • Juan Pérez dice:

      Pues es un buen tema, pero no sé si para esta web. Me refiero a las experiencias profesionales… Con respecto al tema deportivo, hay decenas de nadadores/as que siguen nadando años después de acabar la carrera en EEUU, algunos/as relevantes como Eduardo Solaeche, los hermanos Ortiz-Cañavate, Marina García, Paloma Marrero, Melani Costa…Esto ya te dice bastante.

    • Andrea dice:

      La experiencia de vivir, estudiar y competir en USA es desde todo punto de vista recomendable pero cuidado con un detalle y lo digo por experiencia: al volver a España empieza cuanto antes tu tramitación de convalidación del título y ruega para que todo salga bien. Yo esperé casi 3 años en que me convalidarían el mío!

  2. Mary dice:

    Mi pregunta es sobre nadadores y nadadoras con un nivel medio, no con internacionales

  3. Mary dice:

    A eso me refería, que como experiencia, incuestionable, pero tener un título universitario en EE UU que no te sirva luego en España, no sé…. no es la panacea que cuentan de compatibilizar estudios y deporte. Que aún así merezca la pena es otra historia

  4. Carles dice:

    Si quieres trabajar como funcionario,pues tendrás que convalidar el título,es lo que tiene la burocracia funcionarial de este país,pero si vas al sector privado no hace falta tú vas con tu título de la universidad de Kentucky y no te preguntan si estás convalidado o no ,lo digo porque lo sé,y si hablamos de multinacionales ,les importa un carajo que tengas el título convalidado por la burocracia española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR