Ikee pone el acento nipón a la veloz generación de 2000

Me tomaré la revancha en Tokio 2020”, afirmó la joven japonesa Rikako Ikee tras la final olímpica de los 100 mariposa. Ikee, de 16 años cumplidos en julio, finalizó quinta con récord nacional nipón: 56.86. Ya lo había batido en las semifinales con 57.05 y en las eliminatorias con 57.27. “Sinceramente, no pensaba bajar de 57s”, aseguró.

La final de Río dibujó el futuro de la especialidad. Dos de las ocho finalistas (Ikee y la canadiense Penny Oleksiak) nacieron en 2000, mientras la china Chen Xinyi tiene 18 años. Oleksiak se colgó la plata batiendo el récord mundial júnior y el nacional canadiense; Chen fue descalificada.

ikee3Ikee ha vuelto estos días a tomar el protagonismo estableciendo tres récords mundiales júnior en piscina corta. Lo ha hecho en la penúltima etapa de la Copa del Mundo, que se ha disputado en su ciudad natal, Tokio. La adolescente nipona, de 1,70cm y 1,86 de envergadura, ha puesto nombre propio a las plusmarcas mundiales de 50 y 100 mariposa, y 100 estilos. Estos récords comenzaron a ser homologados por la federación internacional (FINA) en enero 2015.

Rikako Ikee es de la fabulosa generación de 2000, que incluye portentos como Oleksiak, campeona olímpica de 100 libres, la también canadiense Taylor Ruck, o la holandesa Marrit Steenbergen. Las cuatro fueron olímpicas en Río.

Influenciada por sus hermanos mayores, Ikee comenzó a nadar a los tres años. Su talento precoz fue estimulado por su madre, quien había parido a Rikako en un parto acuático en el baño de su casa en el barrio tokiense de Edogawa. Con apenas unos meses, Rikako se desplazaba por la escuela colgada de barras. Su madre tenía la teoría de que imitar los movimientos del mono estimulaba las neuronas cerebrales. Fuera como fuere, a los cinco años ya dominaba los cuatro estilos de natación.

A finales de agosto de 2015, con 15 años, ganó los 50 y 100 mariposa del Mundial júnior, relegando al subcampeonato a la canadiense Oleksiak. En los 50 libres finalizó segunda tras la rusa Mariia Kameneva. A principios de mes ya había disputado el Mundial absoluto en Kazán: fue eliminada en las series de los 50 mariposa. También nadó el relevo 4×100 libres, que no pudo pasar a la final.

Ikee nadó en Río siete pruebas: cuatro individuales y los tres relevos. A los 16 años tiene cuatro récords absolutos nipones: 50 y 100 libres y 50 y 100 mariposa. El próximo diciembre será una de las atracciones del Mundial en piscina corta de Windsor, donde volverá a medirse a Oleksiak.

Seguramente también te guste

2 Respuestas

  1. Jacintoh dice:

    Interesante artículo. La nadadora japonesa es un prodigio en el que además de las condiciones estrictamente deportivas que son superlativas, su madre, quien posee una inteligencia ultrabiótica, ha influido alargándole los brazos.. la entrenaba desde bebé para sostenerse, no de pie sino colgada!

    Comparándola con Phelps que mide 1,93 y su envergadura es 2,03 / Ikee 1,70 x 1,86 y viendo su vuelo de brazos, no encuentro otra mariposista que haga más perfecto honor al nombre del estilo. Aquí se la puede ver en un vídeo de buena calidad >

    https://www.youtube.com/watch?v=nOU_-KwwIlg

  2. nadador dice:

    muchas gracias por el video. hay mejor informacion y natacion en esta nataccion que el la real federacion española de natacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR