Japón vive otra época dorada

ikeeNada menos que 42 nadadores nipones han acabado los 50 braza del Open de Japón por debajo de 29s; otros tres finalizaron los 400 estilos por debajo de 4:12, entre ellos el campeón olímpico Kosuke Hagino y el medallista de bronce en Río Daiya Seto; Ippei Watanabe ha batido este año el récord mundial de 200 braza con 2:06.67 y este fin de semana ha nadado en 2:07.77, un tiempo que sólo ha rebajado este año él mismo y su compatriota Yasuhiro Koseki con 2:07.18; Masato Sakai, el hombre que comprometió la última victoria olímpica de Michael Phelps en los 200 mariposa, lidera el ránking mundial este año con 1:53.71; la joven de 16 años Rikako Ikee (imagen) llama fuerte a las puertas del éxito en las pruebas de velocidad y mariposa; Yui Ohhashi ha batido este año el récord nipón femenino de 400 estilos con 4:31.42, mientras su Suzuka Hasegawa, de 17 años, el mundial júnior de 200 mariposa con 2:06.29 y lidera el ránking mundial de 2017; una niña de 15 años, Sayuki Ouchi, firma 55.09 en los 100 libres; otra de la misma edad, Nagisa Ikemoto, 55.80…

Japón vive otra época dorada.

Organizador de los Juegos de 2020, Japón guarda dinamita en casi todas las pruebas y estilos. Es cierto que no estamos hablando de Guinea Ecuatorial en términos de tradición y resultados, pero el poderío actual de la natación nipona merece atención. El cuarto país que más medallas olímpicas de natación se ha colgado (80 en total) apunta muy alto en las próximas competiciones internacionales, empezando por el Mundial de Budapest del próximo mes de julio.

aMaehata ganbare [¡Vamos Maehata!]“, bramó varias veces el locutor de radio japonés durante la final de los 200 braza femenina de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, que ganó Hideko Maehata. Entonces Japón era la mayor potencia mundial de natación: ganó 11 medallas, tres más que EEUU. Ya lo era cuatro años antes, cuando ganó 12 de las 33 medallas en juego, superando a EEUU, dominadora de las anteriores ediciones. La interrupción de los Juegos Olímpicos por la Segunda Guerra Mundial (de 1936 a 1948 no se celebrarían) frenó el auge de la natación nipona, que no volvería a aparecer en el medallero olímpico hasta Helsinki 1952, cuando ganó tres medallas de plata, las tres en categoría masculina.

La calidad de la natación japonesa no es fruto de la casualidad o del brote de talentos espontáneos. Japón dedica tiempo y recursos a cuidar a sus nadadores. Después de los Juegos de Atenas 2004, la natación apareció por primera vez entre las 10 prioridades de los jóvenes. Kosuke Kitajima había ganado los 100 y 200 braza olímpicos, conquistando dos de las ocho medallas que Japón ganó en aquellos Juegos. “A partir de mis logros“, afirmó en 2014 Kitajima, “un buen número de jóvenes nadadores creen que pueden competir en el escenario mundial“. Una encuesta reciente reflejó que la natación es el deporte que más interés despierta entre los estudiantes nipones con vistas a los Juegos de Tokio 2020.

Cinco de los 22 miembros del equipo de apoyo de la selección japonesa que compitió en los Pan Pacíficos de 2014 eran técnicos del Instituto Japonés de Ciencias del Deporte, creado en 2000 para ayudar a los atletas a incorporar a sus entrenamientos las últimas tecnologías o supervisar su nutrición. “El país está apoyando a sus atletas mucho más en los últimos 10 años“, aseguró Kitajima en una entrevista publicada en The New York Times en 2014. Kitajima, cuatro veces olímpico, fue el primer japonés que ganó dos medallas individuales en unos mismos Juegos. Cuatro años más tarde, en Beijing 2008, repetiría la hazaña.

El Open de Japón ha finalizado hoy. Los resultados se pueden consultar en este ENLACE.

 

 

Seguramente también te guste

4 Respuestas

  1. Scubidubi dice:

    Si España llevase 22 personas de equipo de apoyo al Campeonato de Europa estaríamos diciendo que es un despilfarro,que solo van echufados…etc

  2. Anónimus dice:

    La velocidad seguro la trabajan con la técnica del Dr. Izumi Tabata.. Es decir HIIT… Es que para mejorar la velocidad de debe entrenar poco, pero muy muy intenso… Como enseñó el Dr. TABATA hace ya años… Y no 5 o 6 horas diarias… El protocolo del Dr Tabata, (con patinadores Olímpicos de velocidad sobre hielo) eran 4 minutos.. El bici estática… Y para casa… Algo impensable para la gran mayoría de entrenadores.. Hay que becar algunos profesores de la escuela de entrenadores para que vayan a aprender por ahí… sayonara…

  3. Ricardo dice:

    Aunque vayan a Japón a aprender, se hará lo que el se. Carpena diga, y es hacer metros y metros para no conseguir más que empeorar y así que se cansen…..y dejen la natación. Qué los absolutos no generan dineretey cuantos menos haya y den la lata, mejor que mejor

Responder a Juan Pérez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR