Jessica Vall rompe los pronósticos con un récord de órdago

Juan Pérez Ortiz; Fotografía: Irene Serra

bportada

Nadie dudaba del excelente momento de forma de la Jessica Vall, pero muy pocos, quizá ella, quizá su entrenador, se hubieran jugado los cuartos a que la catalana estaba en disposición de batir el récord de España de 100 braza de Marina García. Vall, de 25 años, ha ofrecido un carrerón en Son Hugo para dejar la plusmarca nacional en 1:06.81, por los 1:07.08 firmados el pasado Mundial de Barcelona por García.

 Tercera mejor marca mundial del año, Jessica Vall se ha propuesto protagonizar la temporada. Sus 100 braza de órdago pueden tener continuidad el domingo en el doble hectómetro, donde ya ha bajado de la mínima europea esta temporada. Liberada de los estudios, que ha finalizado, la nadadora del Sant Andreu nada sin cadena, cuesta abajo. Con esa alegría y determinación ha dejado boquiabiertos a muchos. Formada al margen de los centros de entrenamiento oficiales, Vall ha llegado a los 25 años pletórica, para solaz de la natación española, necesitada de este tipo de referentes que han llegado arriba por una vía alternativa.

 La final de los 100 braza femeninos era uno de los platos fuertes de la competición. La también catalana Marina García, plusmarquista nacional de 200 braza, despejó las dudas en torno a su estado de forma y firmó la mínima para el Europeo con un excelente registro: 1:07.87. Entrenada durante todo el curso por Teri McKeever en la Universidad de Berkeley (California), no había referencias de ella en piscina larga. García, 19 años, mostró su clase para obtener el pasaporte europeo a las primeras de cambio: 1:07.87, segunda mejor marca nacional de la temporada. Entretanto, Conchi Badillo, de 27 años, se quedó a las puertas: 1:08.62 (la mínima es 1:08.59).

 1b

DIEZ NADADORES CON MÍNIMA

 La primera jornada del Open se saldó con un balance de nueve nadadores con mínima para el Europeo: Mireia Belmonte (200 mariposa y 800 libre), Melani Costa y Duane da Rocha (200 espalda), Jessica Vall y Marina García (100 braza), Bea Gómez Cortés y María Vilas (800 libre), Judit Ignacio (200 mariposa) y Marc Sánchez (1.500).

 La doble subcampeona olímpica Mireia Belmonte atrapó la mejor marca mundial del curso en los 200 mariposa: 2:06.33. La badalonesa no está para concesiones, por mucho que su técnico, Fred Vergnoux, haya hablado de un año de transición. Belmonte no entiende de transiciones. Terminada la faena en los 200 mariposa, interpretó los 800 a su manera: sin tregua. Ganó con 8:25.83 (este año tiene 8:23.45, segundo registro mundial). En esta pruebas, las gallegas Bea Gómez Cortés y María Vilas, entrenadas por Luisa Domínguez en Pontevedra, lograron también la mínima con notables actuaciones: 8:30.27 y 8:35.73.

 En los 200 mariposa, la catalana Judit Ignacio también dio un golpe en la mesa firmando la segunda mejor marca mundial de la temporada, 2:06.79, registro personal. Judit llegó al Open con 2:09.92, por lo que su actuación merece un sobresaliente. Entrenada por Bart Kizierowski en Madrid, Ignacio es una garantía en una prueba que conoce al dedillo, tanto como el hectómetro, del que es plusmarquista nacional con 58.87. Hay un dato que habla de la progresión de Judit Ignacio más allá de que hoy haya firmado su mejor marca personal. En el Open de 2013 clasificatorio para el Mundial realizó 2:09.20. Enganchada a la sombra de Belmonte, la nadadora del Sabadell ha ofrecido la carrera de su vida.

 DUELO EN LA BRAZA MASCULINA

 Otro de los momentos álgidos del día, por esperado, era la final de los 100 braza masculinos. El duelo entre Melki Álvarez, Eduardo Solaeche y Héctor Monteagudo tenía el aroma de las grandes citas. Los tres simbolizan de alguna manera las políticas fallidas de la federación española. Por distintos motivos. Ninguno consiguió la mínima para el Europeo, fijada en 1:01.10. Solaeche quizá acuso el viaje desde EEUU: llegó el domingo, sin apenas tiempo de descanso. El madrileño ganó con 1:01.56, mientras el sevillano, plusmarquista nacional de 100 y 200 braza, paró el crono en 1:02.14. Monteagudo, récord nacional de 50 braza, fue quinto con 1:03.39. Entremedias, un portugués (Esteves Almeida) y el nadador del Sant Andreu Juan José García Mesa, cuarto con 1:02.92.

 Otro de los momentos estelares del día se produjo en los 50 libre. Miguel Ortiz-Cañavate se proclamó campeón de España con 22.36, un tiempazo que rozó la mínima continental: 22.33. El mayor de los Ortiz-Cañavate (Canoe) se impuso al resto de especialistas, entre ellos su hermano Bruno, tercero con 22.72. En chicas ganó la joven extremeña Fátima Gallardo con 25.61, mejor marca nacional (MMN) de 17 años, a 30 centésimas de la mínima europea.

 En los 200 espalda femeninos, el duelo entre Melani Costa y Duane da Rocha cayó del lado de la segunda, campeona de España con 2:11.73 por los 2:11.79 de la subcampeona mundial de 400 libre en 2013. Ambas consiguieron la mínima y afrontan el resto de la competición con la tranquilidad de tener el billete en el bolsillo. La joven África Zamorano (Sant Andreu), quien entrena en el CAR de San Cugat, fue tercera con 2:12.11, mínima para los Juegos Olímpicos de la Juventud y MMN de 16 años.

2b

7b

6b

3b

5b

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR