Jorge Martínez afronta el tercer asalto de su particular combate

Juan Pérez Ortiz

La vida deportiva de algunos nadadores es como un combate de boxeo. Jorge Martínez Mateu, valenciano de 17 años, va por el tercer asalto y gana por puntos. En el primero tuvo que superar el hastío por la natación, el desgaste físico y mental de varios años entrenando como un animal, la presión de competir cada día contra tus propios compañeros de una manera feroz; en el segundo asalto, el año pasado, se sobrepuso a una mononucleosis que le dejó inerme, KO, durante cinco meses. Pero se volvió a levantar para empezar el siguiente asalto con una fuerza e ilusión renovadas.

 Bronce en los 100 y 200 mariposa del último Campeonato de España junior, celebrado en Valencia, Jorge era un caballo de carreras que podía soportar cualquier rutina de entrenamiento con unos hábitos que chocaban frontalmente con la vida de un deportista de élite. Comía mal, a deshoras, cualquier cosa. El pasado mes de julio, durante el Nacional junior, su entrenador, Óscar Carnero, lo mandó a casa a descansar el último día de competición: “Vete a casa, come, métete en la cama y vuelve por la tarde”. Jorge había llegado al tercer día de competición sin gasolina, totalmente fundido por el estrés de la competición, el esfuerzo físico y el calor. Ese día, un 20 de julio, le hizo caso a su entrenador. Comió y descansó. Por la tarde, junto a sus compañeros del CN Elche Pedro Terres, Javier Hernández y Saúl Antón se impuso en el 4×100 estilos.

 “La verdad”, cuenta el nadador valenciano, “es que siempre he sido mal comedor”. “Es muy pijo comiendo”, remata Carnero; “al pescado le tiene alergia pero luego el McDonalds lo destroza”. Los cinco meses de mononucleosis a principios de 2013 supusieron un toque de atención severo. “Me di cuenta de que tenía que cambiar de hábitos”, explica Jorge, estudiante de 2º de Bachiller. Durante esos meses apenas pudo hacer nada, un poco de técnica en el agua y poco más. “No podía ni ir al gimnasio”, recuerda su preparador; “ha entendido que tiene que alimentarse bien, que el deporte de élite pasa por entrenar fuerte, alimentarse correctamente y descansar bien. Si falla alguna de estas patas no vas a ninguna parte”. Jorge come ahora en casa en vez de cualquier cosa y rápido en el instituto. Y después de los entrenamientos también hace el esfuerzo de llevarse algo al estómago, aunque lo sienta encogido.

teu1 (1)

 Carnero comenzó a trabajar con Jorge hace unos años cuando éste se había dado tal atracón de metros en su club anterior que le había pasado factura mental y física. “Entrenábamos cada día como si fuera una competición, nos picábamos para ver quién iba primero en la calle”, cuenta el chaval. La exigencia diaria era exagerada, según el nadador. Eso sí, los resultados, espectaculares. En 2009 se proclamó campeón de España de 200 mariposa. Al año siguiente estaba hundido. “Me quemé”, asegura. “Desde los 10 años había ido a tope y no aguanté más. Hubo un momento en que cuando me tocaba ir a entrenar parecía que iba al matadero. Iba para sufrir”.

 Carnero ha recuperado a Jorge para la natación. Y eso que el año pasado tuvieron el contratiempo de la mononucleosis. Una vez recuperado, preparó el Nacional junior de Valencia. Dos meses entrenando le bastaron para cazar dos bronces en su estilo favorito, la mariposa. “A él”, explica el entrenador, “lo que le gustan son las pruebas duras, los 200 mariposa o los 400 estilos. Es donde mejor se mueve”. Carnero apunta que la mejoría en los últimos meses ha sido significativa: “Ha aprendido a leer las carreras, tácticamente ha mejorado mucho. Cuando le conocí me quedé asombrado. ¿Cómo era posible que hiciera esos tiempos si no sabía nadar? Ahora ya sabe por qué hace las cosas y cuándo las tiene que hacer, pero todavía tiene un gran margen de mejora”.

 Jorge mira de reojo el Europeo junior. Las mínimas son disuasorias (2:01.88 en 200 mariposa, por ejemplo), pero la esperanza no la pierde. “La mínima que han puesto”, revela Carnero, “me parecen demasiado exigentes; es marca de final. Ya veremos. Tiene que recortar mucho su mejor tiempo, pero teniendo en cuenta la progresión que lleva, va bien”. Jorge sonríe. Está en el tercer asalto y gana por puntos.

 Últimos resultados:

 Copa de Clubes División de Honor Comunidad Valenciana, diciembre 2013 (piscina 25m):

 200 estilos: 1º, 2:06.00

400 estilos: 1º, 4:27.10

100 mariposa: 2º, 55.72

200 mariposa: 2º, 2:00.24, quinta mejor marca Absoluta temporada.

 Nacional junior, julio 2013 (piscina 50m):

 100 mariposa: 3º, 56.77

200 mariposa: 3º, 2:05.82

 

Seguramente también te guste

5 Respuestas

  1. Mercedes Pelecha dice:

    Enhorabuena

  2. Daniel Ponce dice:

    Además una buena persona, responsable y cumplidor. Todo un gran nadador. Mi enhorabuena y ánimos !

  3. Miguel Palmero Martin dice:

    Puf… me parece increible…

  4. ricardo dice:

    Este nadador, por lo que leo, lo que tiene es una gran base de entrenamiento. Es decir, cuando uno tiene como pruebas favoritas los 200 mariposa o los 400 estilos, es porque ha entrenado desde pequeño lo que tocaba para llegar a estas marcas

    Un saludo, y enhorabuena por lo que ha contribuido cada entrenador para llegar a estos estupendos resultados

    Ricardo Franch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR