Kylie Palmer, fuera del Mundial por un positivo que se remonta a 2013

palmer1

Las malas noticias se suceden en el equipo australiano a escasas semanas del Mundial de Kazan. Tras la lesión que deja fuera de la cita más importante del año a Brittany Elmslie, ayer trascendió que Kylie Palmer ha aceptado una sanción provisional por dopaje hasta que se resuelva su extraño caso, que se remonta a unas muestras tomadas en el Mundial de 2013. Ambas formaron parte del relevo 4×200 libre que conquistó la plata hace dos años en Barcelona. No son las únicas bajas de Australia, que tampoco podrá contar con el también lesionado James Magnussen, campeón mundial de 100 libre en 2013, Belinda Hocking y Emily Seebohn. Esta última ganó la plata en el 4×100 estilos de Barcelona.

El caso de Kylie Palmer es uno de los más rocambolescos de los últimos años, principalmente porque la australiana ha aceptado una suspensión provisional hasta que la federación internacional (FINA) concluya la investigación abierta a instancias de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). La campeona olímpica de 4×200 libre en 2008 fue sometida a un control antidopaje en julio de 2013. En la muestra se detectaron restos de un diurético, pero la cantidad era tan pequeña que no se abrió ningún expediente. Dos años después, el pasado abril, la plusmarquista australiana de 400 libre recibió la notificación de que había dado positivo. Tras analizarse la muestra B, esta dio también positivo.

Palmer ha aceptado la sanción, que implica quedarse fuera del Mundial, aunque afirma que no sabe cómo pudo llegar la sustancia a su organismo. Dos años después, la australiana tratará de defender su inocencia en uno de los casos más extraños de los últimos años. Palmer, de 25 años, tiene la octava mejor marca mundial del año de 200 libre, 1:56.68. Su baja y la de Elmslie, con 1:56.91, debilitan de manera considerable al cuarteto aussie.

Si finalmente Palmer fuera sancionada oficialmente y la FINA despojara a Australia de la plata en el 4×200 libre del Mundial de 2013, el relevo español sería cuarto, y no quinto. En este sentido, la beca ADO que correspondería a las nadadoras que integraron ese cuarteto (Melani Costa, Patricia Castro, Mireia Belmonte y Beatriz Gómez) sería de 34.000 euros, y no los 30.500 euros que percibieron por el quinto puesto.

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR