La renovada ambición de Merche Peris

«Con Bart Kizierowski tengo una complicidad excelente»

Juan Pérez Ortiz
merche1Foto cedida por Víctor Salgado (www.victorsalgado.com)
 

Merche Peris está en plena efervescencia. Feliz. Centrada en los Mundiales de Barcelona, su próximo objetivo, el enésimo de su larga trayectoria. Después, ya se verá. A sus 28 años es la veterana, junto con la fondista Erika Villaécija, de la selección española. A Barcelona llega recuperada de un 2012 “horroroso”, con el depósito lleno y una ilusión enorme. En Madrid, de la mano del polaco Bart Kizierowski, ha recobrado la calma y la motivación. “No podría estar mejor en ningún otro sitio”, afirma la valenciana, quien desvela el secreto de su estado: “Bart piensa todavía como un nadador, y esto es fundamental. Es lo que necesitaba. La comunicación y complicidad que tengo con él es excelente”. Y eso que le costó decidirse. “Tenía dudas, no le conocía”. Ahora está encantada. Su regreso a Madrid tras una difícil temporada en el CAR de San Cugat ha tenido un efecto vigorizante en la espaldista valenciana, actual campeona de Europa de 50 espalda.

 Esta es la gran paradoja de Merche Peris: haberse proclamado campeona continental en 2012, un año que recuerda “terrible”, el año que se quedó fuera de los Juegos de Londres por siete centésimas. “Tuve muchos problemas, también de salud. Estaba muy baja de defensas, tomando antibióticos, a punto de operarme”, cuenta. Los tres días anteriores al Open de España, el test definitivo antes de los Juegos, estuvo sin ingerir alimentos. Enferma. Aun así, se proclamó campeona de España a siete centésimas de la mínima para Londres. “Ni siquiera valoró la posibilidad de llevarme”, asegura Merche sobre la comisión técnica de la Federación Española, cuyo responsable era entonces Luis Villanueva. “Así de estrictos somos. Si fuéramos Australia, que tiene decenas de nadadores en cada prueba, pues lo entiendo. Pero en España no sobran nadadores, todo lo contrario. No creo que sea una manera de motivar a los nadadores españoles. Y eso que ellos sabían los problemas que había tenido”.

El caso es que los Juegos pasaron de largo y llegó el Europeo de verano en Debrecen (Hungría). Campeona de Europa. “Pero todo me resultó un poco extraño. No me supo a gloria”. El desencanto aún corría por su sangre. “Muy poca gente valora a un campeón de Europa en la natación. Y menos en España”, considera Merche. En Debrecen consiguió, en todo caso, el mejor resultado de su carrera, pero no el que más satisfacción le produjo. “2010 fue un año especial para mí. Fui tercera del mundo y de Europa”. En efecto, Merche atrapó el bronce en el Mundial en piscina corta de Dubai y en el Europeo de verano de Budapest. Fue como un golpe en la mesa, algo así como aún estoy viva y me queda cuerda para rato. “Pero yo no siento que mi carrera haya estado llena de altibajos. Sinceramente, miro hacia atrás y veo una trayectoria y unos objetivos. Unas veces se han cumplido y otras no. Lo importante es tener siempre un objetivo; cuando deje de tenerlos pues esto se habrá acabado”, reflexiona quien fuera olímpica en Pekín 2008.

merche2

Ahora llega Barcelona 2013. “Me encuentro muy bien”. A falta de 52 días para que comience el Mundial, Merche tiene la séptima mejor marca mundial de la temporada, conseguida en el Open de España el pasado marzo (28.08). Hacía tiempo que no estaba tan motivada. Con Bart Kizierowski entrena como una velocista. Y esto significa mucho. “Estoy harta de la marginación que sufrimos los velocistas. Es evidente que para muchos sería mejor que no existieran las pruebas de 50. Pero ya me cansa el tema. Yo puedo tirarme en el gimnasio dos horas y media diarias y tres o cuatro en el agua, pero por lo visto no es suficiente”.

Está claro que Merche Peris ya no es la cría que en 2000 debutó con 14 años en el Europeo en piscina corta. Con respecto a la natación española, ve un panorama gris. “La crisis nos afecta como a todo el mundo. La falta de dinero está afectando a las ayudas, y esto se notará en los resultados a corto y medio plazo. Y eso que yo me siento una privilegiada gracias al Santa Olaya, mi club. Pero percibo que la cosa va a ir a peor”. Entretanto, ella disfruta de la calma y una renovada ambición. Mientras haya objetivos, estará viva.

* Las fotos del reportaje han sido cedidas por Víctor Salgado (www.victorsalgado.com)

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR