La RFEN se encuentra con 500.000 euros más del CSD

Natacción

La Federación Española de Natación (RFEN) dispondrá este año de una subvención del Consejo Superior de Deportes (CSD) de 2,8 millones de euros, un 29% más de lo percibido en 2013. El CSD premia, de esta manera, los últimos éxitos protagonizados por las nadadoras de sincronizada, el waterpolo femenino, Mireia Belmonte y Melani Costa en el Mundial de Barcelona. El máximo organismo del deporte español soslaya, sin embargo, cuestiones como las supuestas irregularidades cometidas por el actual presidente de la RFEN, Fernando Carpena; el torpe despido de la seleccionadora de sincronizada, Anna Tarrés, que puede costarle a las arcas federativas casi 400.000 euros; o la falta de transparencia en el gasto: Carpena presentó el pasado 26 de octubre a sus asambleístas el presupuesto para 2014 comprimido en dos folios y sin desglose alguno.

 En este proyecto de presupuesto, por cierto, la RFEN contempló una subvención del CSD de 2.348.481,93 euros. Ahora se encontrará con casi 500.000 euros más, una cantidad que le vendrá de perlas para aliviar su delicada situación económica. El CSD se ha convertido en el principal pilar de la RFEN. Desde su llegada a la federación, en diciembre de 2008, Carpena ha sido incapaz de generar otro tipo de recursos que no provengan del erario público (CSD o Programa ADO), licencias o actividad docente. La única empresa que apoya a la RFEN es la aseguradora Asisa, que ya patrocinaba a la federación antes de que Carpena ganara las elecciones. Asisa llegó a inyectar cada año 100.000 euros anuales. La opacidad de los presupuestos y el hermetismo de los actuales dirigentes de la RFEN bloquean actualmente cualquier tipo de información al respecto.

 Lo mismo ocurre con las cuentas del Mundial de Barcelona. La federación no ha dado aún dato alguno a sus asambleístas. Según el convenio firmado con el Institut Barcelona Esports (IBE), la RFEN tiene que percibir el 4% del total del presupuesto del Mundial, que rondó los 20 millones de euros. En este sentido, la entidad presidida por Carpena debería ingresar 800.000 euros. Sin embargo, no hay señales de este dinero. El IBE no ha presentado aún la liquidación de 2013 y ninguno de sus responsables ha querido hablar con Natacción. La RFEN, por su parte, mantiene una gestión opaca  consentida por el CSD, que tiene sobre la mesa varias denuncias contra Carpena por supuestas irregularidades. Lejos de pronunciarse o investigar los hechos, ejerce de bomba de oxígeno de la RFEN. La única que tiene Carpena y su equipo directivo.

Proyecto de presupuesto RFEN 2014:

Presupuesto 2014 (1)Presupuesto (y 2)

* Imagen portada: Miguel Cardenal, presidente del CSD.

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR