La semanas más dulces de Cate Campbell

campbCon el foco puesto en Tokio 2020, la australiana Cate Campbell se acaba de meter en el bolsillo 150.000$ (136.000 euros) por su victoria final en la Copa del Mundo, el circuito de la FINA que acabó en Doha la pasada semana. La mayor de las Campbell, de 27 años, logra su primera victoria y pone el lazo a unos meses muy rentables en los que ha compaginado su participación en la Copa del Mundo y la International Swimming League (ISL).

La dama australiana tiene tiempo ahora para centrarse en los Juegos de Tokio, donde tratará de resarcirse del descalabro de Río 2016: acabó quinta en los 50 libre y sexta en los 100 libre pese a que era la gran favorita en ambas pruebas: a Brasil llegó con los mejores tiempos, 23.84 y 52.06, éste récord mundial batido por la sueca Sarah Sjöstrom un año después. El varapalo fue de tal calibre que al año siguiente renunció al Mundial de Budapest. «Necesito recuperar mi salud mental«, afirmó entonces. Campbell emergió de nuevo en los Pan Pacífico de 2018 ganando los 50 y 100 libre con récords de los campeonatos y de Oceanía en el hectómetro (52.03). Este pasado verano, sin embargo, se tuvo que conformar con el bronce mundialista en el largo y la plata en los 100 en una competición marcada por el rendimiento de la norteamericana Simone Manuel en ambas pruebas.

cateEntrenada por Simon Cusack, Campbell aspira a clasificarse para sus cuartos Juegos Olímpicos. En los primeros, los de Pekín 2008, con 16 años se colgó el bronce en los 50 libre y el relevo 4×100 libre. Afectada por una pancreatitis, no pudo clasificarse para la final de los siguientes Juegos celebrados en Londres (2012), donde sí revalidó el oro en el 4×100 libre. «Durante dos semanas, justo cuando necesitaba encontrarme en el mejor estado de salud, estuve más enferma que nunca«, afirmó la estrella aussie.

Nacida en Malawi, en el sureste de África, dos años antes que su hermana Bronte, la familia Campbell se mudó en 2001 a Australia, donde las hermanas descubrieron la natación competitiva. En 2007, Cate ganó dos oros en el Festival Olímpico de la Juventud australiano y también el oro en los 50 libre del Open de Japón 2008, cuando se clasificó para los Juegos de Pekín con 15 años finalizando segunda en los 50 y 100 libre de los trials, en ambas pruebas superada por Libby Trickett. Al bronce en los 50 libre de Beijing siguió el mismo metal en el Mundial de Roma 2009, el oro en el 4×100 libre de Londres 2012, el oro y la plata en los 100 y 50 libres de Barcelona 2013, cuando también sumó las platas en los relevos 4×1000 libre y estilos. Dos años más tarde, en el Mundial de Kazán tuvo que conformarse con el bronce en el hectómetro en un campeonato marcado por la excelente actuación de su hermana Bronte, doble campeona mundial de 50 y 100 libre. «Odio perder, salvo cuando me gana mi hermana«, llegó a decir Cate. En Rusia también sumó el oro en el 4×100 libre. Luego llegaría el descalabro de Río y su recuperación…

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR