Laura Roca vuelve cinco años…y dos hijos después

Juan Pérez Ortiz

Después de dos hijos y cinco años alejada de las piscinas, Laura Roca (Terrassa, 1980) pesa lo mismo que cuando competía: entre 57 y 58 kilos. “Lo que he perdido es masa muscular”, asegura quien fuera campeona de Europa del relevo 4×200 libre en 2004 y uno de los bastiones de la natación española la pasada década. El pasado fin de semana, cinco años después de retirarse para afrontar una nueva etapa, batió el récord de España de 50 libre Master en la categoría de 30-34 años: 27.00. Todo un guiño a sus años dorados.

 “Ahora entreno una hora diaria, de cuatro a cinco de la tarde”, cuenta. Lo hace con los absolutos del CN Terrassa, entre ellos Albert Puig  y Carla Campo. “En esa hora me adapto a lo que estén haciendo. Hay días que llego a las series y otros que sólo hago el calentamiento”. Fue el pasado abril cuando decidió regresar a las piscinas. “Lo hice por mi cuenta, pero vi que yo sola no iba a ponerme en forma otra vez”. Lo que sí conservaba eran las manías de antaño, las miradas al crono, la obsesión por los tiempos. “Pero no avanzaba. Había días que me preguntaba: ‘¿Qué hago yo nadando?’”. En junio lo dejó, y en septiembre volvió, aunque esta vez con el grupo que dirige Eduard Vera en el Terrassa. “Quise retomarlo más en serio”, afirma.

laura1

 Inquieta y resistente por naturaleza, Laura Roca estiró su carrera hasta 2008. Olímpica en Sydney 2000 y Atenas 2004, fue una de las supervivientes del régimen semimilitar del técnico Joan Fortuny, célebre por su exigencia. “No era un método para todo el mundo”, reconoce la nadadora catalana, “pero aunque sufrí mucho viví algunos de los mejores años de mi vida. Cada entreno era como una competición. El éxito y los resultados tenían que pasar por ahí, no había otra manera. Con Joan, o acababas muy bien o muy mal”. Algunas de las nadadoras de Fortuny despotricaron en su día contra éste. Roca, no. Le apoyó. “A mí reforzó en todos los aspectos. Me dio un nivel de autoexigencia muy alto que luego me ha servido en la vida”, considera.

 Excepto un paréntesis en la temporada 2003-2004, la explusmarquista nacional de 200 libre entrenó con Fortuny desde 1994 hasta que se retiró. “En 2003 me fui a Italia porque llevaba muchos años en el CAR de San Cugat y necesitaba un respiro”, recuerda; “El cambio me generó algunas dudas, pero era lógico. Había muchas diferencias en el entrenamiento y no sabía cómo iba a responder. Yo sabía que con Joan, si confiabas 100% en sus métodos, los resultados estaban garantizados. En Italia no estaba tan segura”. La aventura italiana fue productiva, en todo caso. Tenía 23 años. “Competí por toda Italia durante todo el año. Casi todos los fines de semana había competiciones. Y además aprendí a desenvolverme sola, me vino fenomenal”.

lauraroca1

 Atenas 2004 era su segunda experiencia olímpica. De la cita griega no guarda un buen recuerdo. Una decisión técnica la dejó fuera del relevo 4×200 libre cuando ese mismo año se había proclamado campeona de Europa en Madrid. No entendió por qué el entonces seleccionador, Carles Subirana, la puso a prueba. “Aquello me hizo daño. Llevaba con la selección desde 1996, todo lo que había aportado… No me pareció justo”. De los Juegos de Atenas salió tocada anímicamente. El siguiente curso (2004-2005) es del que guarda peor recuerdo. “Pasé de ser campeona de Europa a tener la sensación de que no había conseguido nada. Luego también me rompí el dedo. Se juntó todo”. Recuperada del varapalo, consiguió clasificarse para el Mundial en corta de Shangai (2006), donde finalizó octava el 4×200 libre junto con María Fuster, Érika Villaécija y Tatiana Rouba.

lauraroca

 Para entonces, Roca ya era una veterana que había tenido que soportar alguna que otra impertinencia de nadadoras más jóvenes, apenas adolescentes. “La percepción que tengo es que el respeto por los mayores se ha ido perdiendo. Recuerdo haber admirado a nadadores como Jorge Pérez, Lourdes Becerra, Silvia Parera, Carlos Ventosa o Nuri Castelló. Eran los mayores cuando yo aspiraba a entrar en el equipo nacional. Ahora los niños son más osados”. Protagonista de una trayectoria considerable por la cantidad de años que se mantuvo arriba, Roca fue seleccionada por primera vez para una competición internacional con 12 años. En marzo de 1997 le arrebató a Itziar Esparza el récord nacional de 200 libre, que rebajó hasta en ocho ocasiones. En marzo de 2004 se lo quitó Tatiana Rouba. Unos años antes, en los Juegos del Mediterráneo de 2001, celebrados en Túnez, ganó cinco medallas, cuatro de ellas de oro. El año anterior disfrutó de la fiesta olímpica en Sydney: nadó los 200 libre y los relevos 4×100 y 4×200. Fue el año anterior a proclamarse subcampeona europea del relevo largo en Berlín. Al año siguiente vendría la gloria europea.

 Con dos hijos de cuatro y dos años, Marc y Pol, Laura Roca se retiró en 2008. Pudo haber vivido su tercera experiencia olímpica, pero el entonces director técnico de la federación española, Maurizio Coconi, frustró su presencia en Pekín. “Para entonces ya tenía previsto retirarme tras los Juegos”. En noviembre de ese mismo año se casó con el también deportista Simón Santana, tuvo dos hijos (“dos embarazos horrorosos”) y desapareció de las piscinas. El pasado fin de semana, tras varios años en el dique seco, volvió a tocar la campana. “Algo queda después de haber entrenado con Fortuny tantos años”, bromea. 

* Imagen portada: Laura Roca, con Erika Villaécija; interior: en el centro, con Villaécija, Melissa Caballero y Tatiana Rouba.    

 

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR