Miguel Vázquez: «La impaciencia es nuestro peor enemigo»

aMiguel Vázquez ha llegado durante tres años a las 5:30 de la mañana a las instalaciones del Terrassa y ha salido a las 10 de la noche. De lunes a sábado. Ahora deja el club catalán para dedicarse a la docencia e investigación en la Universidad Ramón Lull. Tiene 33 años. Asegura que se va sin que su proyecto haya cuajado totalmente. La razón de esta marcha radica en un conflicto de intereses con la dirección de la entidad, caminos encontrados en los que el preparador madrileño no quiere profundizar. Vázquez llegó al Terrassa procedente del Madrid Moscardó y antes estuvo de ayudante de Jordi Murio en la Blume.

¿Qué balance haces de tu paso por el Terrassa?

Positivo, muy positivo. Al menos en lo profesional. Creo que he adquirido experiencia y he podido ver más de cerca cosas que intuía e imaginaba. Todo camino es una oportunidad para aprender.

Has estado tres años, ¿suficiente tiempo para haber llevado a cabo tu proyecto?

Insuficiente. Bajo mi punto de vista, la impaciencia y el querer que las cosas salgan en un corto espacio de tiempo sólo tienen justificación en ámbitos y áreas como la creatividad, en los procesos de investigación y en algunas situaciones específicas. En estos casos la impaciencia es un impulsor y dinamizador de las personas, las acciones y de los hechos. Sin embargo, cuando lo que tienes delante son personas y cambios casi me atrevería a decir culturales, la impaciencia es nuestro peor enemigo. La impaciencia regulada puede ser constructiva si aporta a la acción, a la solución de problemas en tiempo y forma. Pero las mejores soluciones requieren tiempo, pruebas, discusión, aportes, consensos. En definitiva, reflexión.

Estoy satisfecho del trabajo realizado, de lo que he podido aportar al Terrassa en este corto espacio de tiempo, pero sin duda no se ha cumplido el objetivo del proyecto.

Sólo he podido conseguir crear unas bases. ¿Sólidas? El tiempo lo dirá. Sinceramente espero que sí.

¿Qué estructura y organización dejas?

Bajo mi punto de vista, e insisto, siempre bajo mi punto de vista, dejo una estructura algo más profesional de lo que estamos habituados en el deporte no profesional (al menos del que yo conozco o conocía de la natación). Diez entrenadores distribuidos entre todas las categorías de edad (con unos sueldos algo más dignos de lo normal y después de haberlos regulado en cuanto a titulación y formación se refiere), un plan de acción muy claro en todo lo que llamábamos aprendizaje (desde la categoría prebenjamín hasta la alevín), unas ideas sobre las edades formativas en cuanto al entrenamiento (infantiles y juniors) y un equipo absoluto digno e integrado en el ritmo académico y laboral. Una persona dedicada al área social encargada del apoyo más personal, académico-laboral y familiar, además de contar con el trabajo conjunto con un psicólogo evaluando la propia realidad interna en la que trabajábamos. La incorporación a la estructura de las categorías máster y la creación de un equipo de natación adaptada con un carácter totalmente inclusivo (es decir, incluyendo a deportistas de diferentes edades y con variaciones funcionales de casi todos los tipos).

Por otro lado, creo que dejo una estructura limpia y preparada para tener fe y deseo en mejorar, tanto desde el punto de vista de la cohesión como de la visión de mejorar. Además todo esto sin problemas económicos reales.

También opino, y quizá es mi mayor ilusión, que he tenido la oportunidad de transmitir a trabajadores, deportistas y padres un prisma diferente desde el que mirar el deporte de la natación.

Evidentemente he cometido errores y aún había muchas cosas por mejorar y pulir, pero el barco ya puede zarpar.

¿Cómo surge la oportunidad de trabajar en la universidad?

Llevo bastantes años colaborando con diferentes universidades y escuelas, por lo que fue relativamente fácil hacer el contacto en Barcelona.

La docencia es un campo que me apasiona y del que quiero aprender más y aportar. Como dijo Mandela “la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”. Bajo mi punto de vista, cualquier profesional que trabaje con jóvenes debería de tener esta perspectiva, además de mucha paciencia.

b¿En qué campos vas a centrar tu labor?

Actualmente tengo muchos campos abiertos, aunque ninguno cerrado todavía. Desde el ámbito de la investigación tecnológica en el deporte hasta el desarrollo empresarial y todo lo relacionado con el emprendimiento; por supuesto también el de la educación.

Dejaste Madrid para trasladarte a Terrassa. ¿Qué te convenció en ese momento?

La verdad que la ilusión por formar parte de un proyecto diferente e innovador. Evidentemente mi relación personal con Jordi Murio tuvo mucho que ver. El siempre me ha aconsejado no quedarme quieto e intentar ser mejor profesional.

¿Cómo ves tu profesión hoy día en España?

Sinceramente, y lamentablemente, complicada. El entorno actual que se dibuja para los entrenadores de la natación no es demasiado motivante. A los entrenadores les gusta entrenar y desarrollar programas para que sus deportistas y equipos alcancen algún objetivo, ya sea a corto, medio o largo plazo; sin embargo, podría casi asegurar que la gran mayoría (por no decir la totalidad) de los entrenadores top españoles, ya ejerzan su labor en clubes o en federaciones, dedican demasiado tiempo a otras cosas ajenas al entrenamiento. En esta tesitura, dependiendo de tu situación personal, tienes dos opciones: o dejarlo o adaptarte a una situación no demasiado cómoda en la que nunca podrás desarrollar tus capacidades al 100% y que acabará siendo una situación de mera supervivencia.

Desde hace tiempo las conversaciones entre muchos de los entrenadores en las piscinas son quejas y mensajes muy negativos. Me da la sensación de que es difícil encontrar tu sitio. Si además eres un entrenador de principios y con perspectiva de futuro… La cosa se complica aún más.

Hace unos años cuestionabas la urgencia de los resultados a edades tempranas. ¿Sigues pensando igual?

Totalmente. No sé si es un tema de la natación o el cambio social que probablemente se está dando. Cada vez más las personas quieren lo que buscan de inmediato, o en el menor tiempo posible. Creo que eso ha ayudado en algunos ámbitos profesionales como el de los servicios sociales, sanidad y por supuesto en el tecnológico y la información, pero desgraciadamente en ámbitos como el educativo y el deportivo, creo que esto es un problema.

Creo que la clave es en dónde se pone el objetivo. El resultadismo no es malo, siempre y cuando el objetivo de ese resultado esté bien definido y por supuesto evaluado. Yo no soy capaz de describir si un resultado es bueno o malo mirando una marca o un ránking, creo que el desempeño deportivo, sobre todo en determinadas edades, necesita mirarse desde muchas perspectivas.

Por ejemplo, desde el Terrassa intentábamos sacar información del desarrollo académico, social, familiar y deportivo (desde una evaluación de los objetivos conseguidos en los ciclos de trabajo y por otro lado desde el puramente competitivo). Puede ser que un nadador o nadadora alcance o mejore las expectativas puestas en él desde el punto de vista competitivo, pero que otros aspectos fundamentales para su buen desarrollo no se estén alcanzando: capacidad de coordinación estudios-deporte, integración social en el entorno, facilidad familiar o apoyo familiar, desequilibrios técnicos, y un largo etc que creo que hay que valorar.

Para mí, hay tres patas en las que se debería de desarrollar la formación de un joven deportista: en primer lugar el entorno, para mí es la base para que una planta crezca fuerte y grande, con opciones. La familia, el colegio, el grupo de amistades, la motivación, el club y las federaciones deben velar por construir un entorno lo suficientemente bueno para que el absentismo deportivo no se dé en ninguna de las edades. Piensa que la media de edad de los nadadores olímpicos a nivel mundial es más alta de lo que nos imaginamos. Si no alcanzan como mínimo esa edad les privamos de la oportunidad de intentarlo. Hay mucha bibliografía que habla de tres cosas básicas que provocan el abandono deportivo: la primera es la falta de rendimiento (volvemos a la clave, ¿dónde ponemos los objetivos de nuestros deportistas?); la segunda la falta de diversión y motivación por algo (de nuevo, ¿qué objetivos se plantean?): ¿los programas de entrenamiento en ciertas edades plantean la estimulación de la diversión, el desarrollo del placer de las cosas bien hechas, el valor del equipo en un deporte individual, por ejemplo?; y la tercera y última en cuanto a porcentaje son los problemas derivados de las lesiones y los conflictos de intereses con los entrenadores.

Bajo mi punto de vista en todas y cada una de estas cosas los entrenadores, clubes y federaciones podemos actuar e incidir.

En segundo lugar está la detección del talento. Creo que es fundamental describir cuáles son los indicadores básicos del éxito de la natación en cuanto al desempeño individual. Otra vez, entrenadores y entidades podemos incidir; y, por último, la pata del entrenamiento. Es muy importante entrenar, entrenar bien y evitar que se generen barreras técnicas que vayan a impedir que los nadadores no puedan desarrollar en un futuro su potencial. La mayoría de las promesas de nadadores que desaparecen, no es por un tema de mucho entreno y estar quemados, sino por la frustración de no poder alcanzar las expectativas puesta en ellos, tanto a nivel extrínseco como intrínseco. ¿Cómo le explicas a un nadador que no podrá realizar según que marca porque tiene una carencia de fuerza? ¿Va a tener la paciencia él y su entorno de trabajar durante mucho tiempo para corregir eso? ¿Merece la pena en según que momento?

Creo que hasta que no nos planteemos estas cuestiones seguiremos viendo lo que vemos a día de hoy en las piscinas.

¿Por qué piensas que apenas salen velocistas en España?

Reitero lo dicho en la pregunta anterior. Para nadar rápido se necesitan claramente una serie de aspectos clave. Cometti ya lo comentó hace muchos años en el ámbito de la velocidad en atletismo. Las barreras de velocidad se generan normalmente por una carencia de fuerza aplicada, una carencia de frecuencia gestual y una mala o nula estructura de evaluación. Todo esto se refiere a un movimiento cíclico (es decir, los gestos que realiza un nadador a lo largo del tiempo, por ejemplo las brazadas en un 50 libre) pero es clave también los gestos acíclicos como la salida.

No conozco la mayoría de los programas de trabajo que hay en España y por tanto no puedo opinar. Sin embargo, me da la sensación que estas cosas no se valoran. No creo que no se quieran velocistas en España, simplemente no somos capaces de generarlos. No sabemos.

¿Te sorprende que en ninguno de los dos centros de alto rendimiento que hay en España haya un grupo específico de velocistas?

La verdad es que no.  Nuestro nivel en pruebas de velocidad respecto al nivel internacional es muy flojo. Supongo que las diferentes entidades han decidido tomar el camino más sencillo y práctico.

¿Cuál ha sido tu evolución como entrenador en los últimos años? ¿De qué fuentes has bebido?

La verdad es que no sé si he evolucionado demasiado. Sigo pensando igual que cuando empecé hace 13 años y cada vez lo veo más claro. Ninguno tenemos muy claro cuál es el camino hasta el éxito.

Aparte de mi formación académica y del mundo de la fisiología y la biomecánica, siempre comenzamos a mirar fuera de España como Yann Lemure, Vilat, Cometti, Silverthons, Willmore, Costill, Astrand, Olberch,… Pero creo que en nuestro país tenemos grandísimos profesionales de los que aprender  y a los que actualmente sigo mucho: Oca, Tous, Izquierdo, Arsuaga, Múgica, Navarro, Legaz, Arellano, etc. Por otro lado, y desde la parte más práctica, siempre me he interesado mucho por lo que piensan los que llevan mucho tiempo en el campo de la natación, gente como Jordi Murio, Fred Vergnoux, Eddie Reese, David Salo, Bill Sweetenham, José Ignacio González Taja, Juan Camus, Gregorio Ginés (Goyo), Toni Codina, etc.

¿Te convence la estructura española? Dos centros de alto rendimiento nacionales y varios de tecnificación territoriales…

No tengo demasiada información para opinar ni para saber si realmente es una estructura correcta o no. Volvemos a lo de siempre. Dependerá del objetivo que se tenga. Si el objetivo es evaluado, por ejemplo, por el número de internacionales y resultados competitivos, me parece que sería un éxito, pues la mayor parte de los equipos nacionales de edades y absolutos se entrenan en estos centros; si el objetivo se evalúa a largo plazo quizá no tanto, o en base a los resultados internacionales en citas importantes como las olimpiadas; supongo que si lo miramos desde un punto de vista de rentabilidad económica podemos sacar otras conclusiones.

El objetivo que se describa será el que marque el convencimiento sobre el rendimiento de estas estructuras.

¿Crees que los éxitos de Mireia Belmonte tapan las deficiencias del sistema?

Creo que Mireia Belmonte es una fuera de serie, un talento que ha encontrado quien lo pula, que el entorno ha sido muy adecuado para su desarrollo y que en su camino ha encontrado a grandes profesionales que le han aportado su granito de arena, además de tener un apoyo familiar incuestionable. Sin embargo, valorar el rendimiento de un país o de una estructura por los resultados de un solo deportista… Es demasiado básico, debemos mirar más allá. Como se suele decir en educación: “Lo que no se evalúa se devalúa”.

Fred Vergnoux dice que los nadadores españoles lo tienen todo demasiado pronto, que con 13 años ya tienen sueldo de su club. También dice que los nadadores españoles son quejicas… ¿Estás de acuerdo?

La verdad que no he tenido la oportunidad de trabajar con muchos deportistas no españoles, así que no puedo dar una opinión de peso. Me da la sensación que es un tema más del momento social en que vivimos que otra cosa. Los chavales de 13 años todos tienen un iphone o similar, por ejemplo. Debemos adaptarnos a lo que está ocurriendo fuera y a la velocidad del cambio. Debemos incidir en el entorno.

También dice que en España hay medios pero falta organización. ¿Qué piensas?

Totalmente de acuerdo. En el mundo empresarial se habla de tener una MISIÓN, una VISIÓN y unos VALORES. En definitiva una carta de ruta hacia algo. Sólo con eso se estimularía el trabajo en equipo, el sentimiento por la lucha de algo en común y por su puesto se rentabilizaría nuestro deporte, además de darle mayor valor.

¿Cuál es tu libro de natación referencia?

No tengo ningún libro preferido ni de referencia, sino muchos. Creo que la clave es integrar los conocimientos de muchas ciencias y ámbitos. Fisiología, biomecánica, psicología, sociología, etc. Son todas ciencias clave para poder construir el camino. El entrenamiento o las teorías del entrenamiento son las que hacen trascender estas ideas en el campo de trabajo. Con eso el entrenador debe de decidir qué herramienta va a utilizar, cuándo y dónde.

*Imágenes: Diari de Terrassa.

Seguramente también te guste

15 Respuestas

  1. Taleguero dice:

    Mi oponión es que es un vendehumo.

    Puede que sea muy bueno en la parte académica, pero el pie de piscina se le queda MUY grande.

    El Terrassa se ha convertido en una banda donde los que dirigen son nadadores de capa caida y han arrastrado la dinámica de todo el Club.

    Desde lo que fue en la etapa anterior a esta… ha sido un desproposito.

    Esperemos lo enderecen los aue se quedan y el que entra.

    • Z dice:

      Muy interesante pero un punto romántico para un país, directivos y estructuras como España. La miel no está hecha para la boca del asno. Suerte en tu nueva etapa Miguel.

      • Mayun dice:

        Aquí el vendehumos, es doctor en fisiologia; además de dar seminarios por universidades de prestigio (catalán, nacional e internacional)en biomecanica. En este país, cualquier cateto se atreve a opinar sin fundamento…así nos va…y así le irá a la sección de natación en Terrassa.

    • Retratado dice:

      Tu crees que lo que ha hecho Miguel en el Terrassa ha ido a peor de lo que estaba antes?

      Mira los resultados que ha obtenido a nivel GRUPO, y veras que te callaras esa «bonita» boca que tienes!
      Por otra parte, tu que sabes de los nadadores que estan en el Terrassa?
      Tu lo que eres es un bocachancla que no tienes idea de natacion! Eres uno mas de estos parásitos que solo saben nadar!
      Si aun estuviera por las piscinas, me hubiese ido al Terrassa a entrenar con él.

      Suerte en tu nueva vida Miguel!

    • María dice:

      Nadadores de capa caída? Desde lo que fue en la etapa anterior a esta… ha sido un despropósito??????? NO TIENES NI LA MENOR IDEA.

      Miguel ha conseguido una nueva dinámica en el club, de la cual si no estás dentro no creo que puedas opinar de algo que no sabes cómo funciona realmente ni que resultados a dado a cada uno de los nadadores y a nivel grupal.

      Miguel se ha desvivido por todos y cada uno de los nadadores DE TODO EL CLUB, ayudándolos a conseguir sus objetivos, tanto en natación, académicos y laborales, demostrando así que se puede llevar todo al día y consiguiendo unos grandes resultados en natación (Chicos TERCEROS en la copa y chicas SEGUNDAS)

      El ambiente que ha generado Miguel Vázquez en Terrassa NO SE HABÍA VISTO NUNCA ANTES (buen rollo, entrenos con nuevas metodologías y adaptados a cada nadador, ayudas en los estudios, inclusión…)

      Todo se verá en esta nueva temporada con nuevo entrenador/a en Terrassa.

  2. Bigdaysenior dice:

    Que tengas mucho éxito en tu nueva labor, FELICIDADES

  3. Taleguero dice:

    ‘Estoy satisfecho del trabajo realizado, de lo que he podido aportar al Terrassa en este corto espacio de tiempo, pero sin duda no se ha cumplido el objetivo del proyecto.

    Sólo he podido conseguir crear unas bases. ¿Sólidas? El tiempo lo dirá. Sinceramente espero que sí.’

    Recalco la Frase ‘no se ha cumplido el objetivo del proyecto’

    Como decís, no tengo ni idea de que va esto de la natación.

    Entre trabajar métodos modernos, dinámicos, que se salen de lo tradicional y que cuestionan lo que se hace por que sí …. y dirigir un equipo comprometido con los objetivos, que trabaje y quiera demostrar que otra natación es posible …. Hay muchos kilómetros de diferencia.

    La idea es buena (muy buena). Pero el resultado no lo ha sido. Y él lo reconoce.

    Los nadadores han confundido el método y lo han desvirtuado, y Miguel (y el club) no ha sabido ederezarlo. El resultado (sigo defendiendo) es un despropósito.

    La imagen como club ha sido de banda, hecha con retazos de otros clubes que han visto Terrassa como un club grande (que lo es) donde la exigencia no es de club grande…

    Primera vez en ganar una copa de españa … sí. Sin Sabadell en liza, y con gran parte del equipo fichado. Lo que deja patente que algunos escalones ( y recalco, algunos) de la dirección de la base estaban aplicando metodologias no apropiadas y que los referentes y dinámicas trabajo (como he dicho) de una natación poco seria.

    Seguro que Miguel es un tipo genial, y que tiene ideas modernas y válidas… que NO se pueden aplicar en un club grande de España.

    Vende un programa de entrenamiento diferente e innovador… y los deportistas ( y más algunos vagos irredentos) se sumarán. Eso sí… ponles a trabajar….

    No lo ha conseguido.

    Suerte en la investigación y docencia. Por lo que parece es un crack (no lo dudo)

    • Josep dice:

      la exigencia no es de club grande…???????? natación poco seria??
      -A caso sabes qué exigencia se pedía a cada uno de los nadadores?
      -Sabes también qué tipo de entrenos se hacían?

      La gente habla mucho de lo que no sabe.

  4. Anónimo dice:

    El discurso con pretensiones cientifistas bien trufado de citas de autoridad y tecnicismos tiene siempre algo de cantinflesco. El uso inmisericorde para con el profano de la jerga profesional delata en ocasiones al vendedor de crecepelo, aunque las más de las veces pone en evidencia al inseguro o incompetente que lo adopta como refugio porque sabe que, en realidad, está muy lejos de dominar su disciplina y, en esa medida, es incapaz de transmitirla llanamente.

    • Juan Pérez dice:

      Muy bonito Anónimo. Una pregunta: ¿cómo calificamos a quien se refugia en el anonimato para atacar y tratar de ridiculizar el trabajo y las opiniones de un entrenador que tiene el valor de dar la cara y transmitir con naturalidad sus puntos de vista? Estoy seguro de que sabes la respuesta.

  5. Taleguero dice:

    Hablaré por mi.

    Todo lo que he dicho son opiniones, que se comparto con parte de los miembros de la natación (y quien diga que no, poco está en las piscinas).

    De lo más que se me puede acusar es de llamar a Miguel vendehumo (que no es un insulto, es como se llama a quien pone palabros bonicos para describir algo que él mismo reconoce ‘no cumplir objetivos’).

    Repito, que seguro es un crack en la parte teórica. Me consta. Pero el proyecto no ha funcionado.

    Los que defendéis a capa y espada a Miguel, poco decís del proyecto deportivo.

    Hablemos de progresiones de los nadadores ( no casos concretos, que los hay) valorar el general…

    Buen ambien, no lo niego, seguro se lo han pasado de lujo. En el villaconejos tambien hay un ambiente muy bueno… pero no han metido a nadie en nacionales, ni en internacionales…

    Hablamos de resultados. Mejores Marcas personales, evolución…

    Hablamos del Club Natació Terrassa… de los 5 más grandes.
    El buen ambiente es necesario (como en todo entorno), pero la imagen no es esa, lo siento.

    Desde fuera, Sant Andreu, Canoe, Mairena, Navial… ( por desgracia sabadell no se puede poner como ejemplo, que ya es triste)… daban imagen de equipo. Terrasa la ha dado de banda, divertida sí, pero banda.

  6. Colega dice:

    Soy entrenador de club pequeño pero he oido grandes cosas de entrenadores «grandes» sobre Miguel Cazquez. Solo Hay que ver los completisimos resultados que hizo en el Moscardo. Una pena que se vaya, otro lujo de entrenador que no era aceptado en la fen por no bailarles el agua y tener criterio propio. Lo dicho, otro mas que nos deja en manos de la impaciencia, La irreflexion y la sectariedad. Se ha equivocado el Tarrasa dejando que se vaya. Quizas algun dia lob recuperaremos

  7. fernandez dice:

    buenas juan.. pablo cabanal es el pseudónimo de miguel vazquez?

  8. Pablo dice:

    A mi humilde parecer, una gran pérdida para el mundo de la natación española.
    En su día fui nadador y tuve la suerte de verle trabajar (aunque estando él en otro club) y sobretodo tener más de una charla con el y descubrir sus ganas de conocimiento y de mejora.

    Un Entrenador de los pies a la cabeza para mí. Un hombre que sabe y quiere seguir aprendiendo y lo más importante: SE PREOCUPA POR LAS PERSONAS CON LAS QUE TRABAJA.
    A día de hoy, la mayoría de los entrenadores se preocupan de sacar todo el jugo a sus deportistas sin importar como (el fin justifica los medios supongo) en lugar de preocuparse de las personas en conjunto.

    Me parece mucho más valioso, rescatar nadadores de «capa caída» y volver a conducirles a donde estaban antes. De hecho me recuerda mucho a lo que era sobretodo antes Canoe. «Taja» y su cementerio de elefantes decían algunos. Yo diría Taja el resucitador. Ojalá tuviésemos muchos más entrenadores así y no de los que generan ansiedad y frustración. Un psicólogo sale más caro que una medalla

    Desde aquí te deseo la mayor de las suertes en tu nueva etapa Miguel

Responder a Bigdaysenior Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR