Piscinas: ¿cloración tradicional, salina o tecnología ultravioleta?

La relación entre el cloro y el desarrollo de asma o alergias es un tema recurrente entre los nadadores de competición y usuarios de piscinas. Hay estudios que indican que el 25% de los nadadores de competición sufren algún tipo de asma, aunque no hay termómetro más preciso que los testimonios de los propios nadadores. En este sentido, es evidente que hay una relación entre los productos químicos empleados en las piscinas y la aparición de patologías como el asma o la irritación de piel y mucosas. También es cierto que los factores que influyen son numerosos, desde la predisposición genética del nadador a desarrollar cualquier enfermedad hasta las condiciones de la instalación y el mantenimiento de esta. En todo caso, entidades como la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP) advirtieron hace años acerca del aumento del riesgo de asma en los niños pequeños que frecuentan piscinas cerradas. Otros expertos (alergólogos, neumólogos) también han advertido de este riesgo.

cloro

¿Cuál es el tratamiento idóneo para una piscina? “Pues depende de muchos factores”, afirma Pablo Alarcón, gerente de la empresa Jardines y Riegos Alarcón. Uno de los factores que hay que tener en cuenta y es fundamental, según Alarcón, es la cantidad de usuarios diarios que tenga la instalación y cómo se distribuyan durante el día. “Dependiendo de si el uso es regular, irregular o muy irregular requerirá un tratamiento u otro. No es lo mismo una instalación en la que los usuarios se concentren a determinada hora y el resto del día no haya nadie, que una en la que haya un goteo constante de usuarios durante todo el día”.

El Patronato Municipal de Deportes de Torremolinos optó hace unos años por el sistema de cloración salina. En esa piscina entrena el CN Torremolinos, cuya presidenta es la medallista olímpica Nina Zhivanevskaia. “Los niños están encantados, han notado la diferencia”, afirma la exnadadora; “incluso yo llegué a entrenar cuando se optó por este sistema y sí percibí el cambio, aunque es cierto que nunca he tenido problemas de alergia u oídos”. Pablo Alarcón advierte de la “desinformación” que existe con respecto a la cloración salina. “El agua no se vuelve salada, como muchos creen. La ventaja de este sistema es que administra el cloro de una manera natural, no tiene los aditivos del cloro tradicional, que pueden llegar a causar muchos problemas si las mediciones no se han bien”.

roses

¿Es la cloración salina la solución definitiva a los problemas? Ni mucho menos, asegura categórico Alarcón. “He conocido casos de nadadores con infecciones graves en el ojo porque la piscina no tenía la cloración suficiente. Las dosis deben ser siempre las apropiadas, porque una exagerada evaporación de cloro también puede ser perjudicial. ¿Es la cloración salina la panacea? Insisto: depende de muchos factores. Para mí, el sistema ideal sería uno mixto, aunque es un poco más caro”. Es decir, la combinación entre la cloración tradicional y la salina.

La búsqueda del tratamiento idóneo ha llevado a la industria a investigar y desarrollar nuevos sistemas. Uno de ellos es el de la radiación ultravioleta, que utiliza la Piscina Municipal de Roses, una de las primeras sino la primera en instalarlo. “Estamos encantados”, afirma Joan Godo, director de complejo. Este tratamiento requiere de una cloración mínima. “Los efectos son beneficiosos para todas las partes. El usuario percibe un mayor confort en el baño debido a que desaparece el olor del cloro, las irritaciones cutáneas o el picor en los ojos. La calidad del agua es mucho mayor”, explica Godo. Roses, cuya piscina es de 25 metros y ocho calles, optó por la tecnología ultravioleta en 2008. “En dos o tres años hemos rentabilizado la inversión”. Desde entonces, otros municipios han seguido los pasos de Roses.

*Imagen interior: Piscina Municipal de Roses.

Seguramente también te guste

1 Respuesta

  1. Es un articulo excelente. Enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR