Sorpresas de 2019: Benedetta Pilato, 14 años y 30.61 en los 50 braza

pilatoBenedetta Pilato cumplió 14 años el pasado 18 de junio, la edad con la que disputará su primer Mundial absoluto, del 21 al 28 de julio en Gwanju (Corea del Sur). Seleccionada por Italia tras hacer 30.61 en los 50 braza, tiempo que le dio el subcampeonato nacional y que es actualmente séptima mejor marca mundial del año. La adolescente italiana formará parte del grupo de 21 internacionales convocados por su federación nacional.

Nacida en Talsano, al sureste de Italia, Pilato llegó al clasificatorio mundialista de abril con 31.02, récord italiano júnior. En las eliminatorias lo rebajó a 30.74 y en la final firmó 30.61, por detrás de la campeona Martina Carraro, 30.52 y también clasificada para Gwanju.

Hasta ayer jugaba con muñecas“, afirmó Benedetta tras el clasificatorio italiano que se disputó en Riccione del 2 al 6 de abril. Como su compatriota y gran estrella mundial Federica Pellegrini, debutará en un Mundial con 14 años. Entrenada por Vito D’Onghia, su preparación está enfocada primero al Europeo júnior que se celebra en Kazán (Rusia) del 3 al 7 de julio. Luego vendrá el Mundial absoluto y posteriormente, en agosto, el Mundial júnior, en Budapest del 20 al 25 de agosto. Un verano cargado para la promesa italiana, gran admiradora de Pellegrini: “No sé cómo se las arregla para haber llegado a los 30 años en un deporte tan difícil. Es de otro planeta“.

pilatoBenedetta vive en Talsano pero se desplaza todos los días a entrenarse a Pulsano, a unos ocho kilómetros de su casa. Su padre, Salvatore, fue un nadador de cierto nivel, y su madre jugó al voleibol. El hermano pequeño, de 10 años, también comenzó a nadar pero acabó dejando la piscina por el fútbol. Pilato perdió el título nacional ante Carraro por ejecutar mal la última brazada. “Enseguida me lo apuntó mi entrenador“. En todo caso, la misión estaba cumplida: había logrado clasificarse para el Mundial absoluto nadando una centésima por encima de la mínima clasificatoria, 30.60.

Los padres de Benedetta no querían que su hija hiciera una actividad competitiva pese a que llevaba desde los dos años chapoteando y posteriormente nadando en el agua. Fue D’Onghia quien les convenció en unos campeonatos: “Señora“, le dijo a la madre, “sólo es cuestión de una carrera, una carrera más“. Ahora entrena dos horas y media diarias excepto los domingos y tres días a la semana se ejercita en el gimnasio ante de nadar. “Los estudios son siempre lo primero“, revela Benny, como la llaman en su entorno. “Mis padres trataron de dirigirme hacia la danza clásica, pero duré dos clases. Me puse a llorar“.

En Gwanju, dentro de mes y medio, se medirá a las grandes especialistas mundiales, aunque ella se siente todavía más cercana a las barbies que a las estrellas de su deporte.

Otras sorpresas de 2019:

Vladislav Grinev

Margherita Panziera

Ariarne Titmus

 

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR