Tita Llorens, en el avión de vuelta: “Es increíble que haya cruzado esta distancia a nado”

 

tita6

Afónica y con los brazos “un poco” doloridos. Así se encuentra Margarita Tita Llorens 24 horas después de unir a nado las islas de Ibiza y Palma de Mallorca, una travesía de 84,3km que completó tras 28 horas y 13 minutos de brazadas. Cuando más rápido nadó recorrió unos 3,5km a la hora; cuando los bancos de medusas irrumpieron por la noche, apenas 1,5km debido a las constantes paradas para esquivar al gelatinoso bicho. Por si la distancia y las medusas no fueran suficientes elementos disuasorios, unos pescadores le comentaron dos días antes de salir que el tiburón blanco había vuelto al Mediterráneo, que estaban sacando peces grandes partidos por la mitad debido a las mordeduras… Tita llamó a Selina Moreno, amiga, también nadadora y parte del equipo: “Estoy cagada”. En los peores momentos, la menorquina, 47 años, 1,60, unos 55 kilos y una hija de 27 años (Mireia), pensó en los mensajes de voz de su sobrino dándole ánimos, en otros en llamar a su hermana Erika, “la primera llamada que siempre hago”; también escuchó La Cucaracha, la canción popular que se ha convertido en fuente motivadora para Tita desde que una vez vio como un grupo de mujeres afectadas de cáncer la cantaban en el vestuario tras una clase de gimnasia. “Desde entonces tomé esa canción como banda sonora. Me dije: ‘esta será mi canción’”, cuenta la nadadora y aventurera en un castellano marcado por el acento menorquín. En el avión, de vuelta a Menorca, pensó: “Es increíble que haya cruzado esta distancia a nado”… y sin neopreno.

¿Has dormido bien?

Después de tocar en Andratx nos fuimos al puerto de Mallorca para coger el avión a Menorca, donde llegué a las cuatro y media de la tarde del jueves. Allí estaba toda mi familia esperándome, comí un poco y a las 21.30 me fui a dormir hasta las ocho de la mañana. He dormido bien, y eso que estaba muy cansada. Han sido malas fechas porque estos días tenemos mucho trabajo y esto ha trastocado un poco nuestro ritmo de vida. De hecho, mi marido, Siscu, esta misma mañana se ha ido a trabajar después de la paliza que ha supuesto la travesía para mí y para el resto del equipo.

¿Qué se te ocurre contar 24 horas después de haber cumplido el reto?

Pues que sin mi equipo hubiera sido imposible. Recuerdo que cuando me planteé el desafío, una vez había nadado el Canal de Menorca y entre Ibiza y Formentera, que medí mal la distancia. Pensé que eran 60 y posteriormente vi que eran 84. Ya no podía echarme atrás, total por 20 kilómetros más… [ríe].

¿El peor momento?

La nariz se me taponó a partir de las nueve horas de travesía. No podía expulsar los mocos y como consecuencia de la congestión empecé a sacarlos por los ojos, nunca me había pasado. Tenía una especie de conjuntivitis muy molesta. De hecho, debido a esto pasé de hacer paradas cada hora y media para avituallarme a hacerlas cada media hora, así me limpiaba los ojos.

tita

¿Qué comiste?

Suelo comer trozos de plátano con miel, barritas energéticas, bebida isotónica, batidos… Nada de geles, no me van.

Las medusas frustraron tus dos intentos anteriores…¿Qué tal esta vez?

La primera vez que intenté cruzar el canal, hace dos años, salimos de madrugada. Fui bien hasta la noche siguiente, cuando aparecieron de golpe por todas partes. Esa vez nadé unos 70 kilómetros, ya me quedaba relativamente poco para llegar. La segunda vez cambiamos el horario y fue un error. Salimos a las cuatro de la tarde y por la noche, cuando llevaba unos 20km, ya estaban ahí. Este año volvimos al horario del primer año, pero en vez de salir a las tres de la madrugada salimos a las cuatro de la mañana para evitarlas hasta la noche siguiente. La Pelagia noctiluca es una especie de medusa que sube por la noche. Luego hay otra, la marrón, también frecuente en el Mediterráneo. En efecto, cuando se hizo de noche me las topé por todas partes.

¿Qué hiciste?

Habíamos instalado una red en el barco de acompañamiento y durante horas nadé detrás del barco, que iba iluminando con focos el agua para que pudiera ver las medusas y esquivarlas. Si no las ves, te acribillan, son bancos y bancos de bichos. A mí me gusta nadar a cierta distancia del barco porque con el gasoil te mareas y te entran ganas de vomitar, pero en esa situación era imposible. Mientras hubo medusas recorrí apenas 1,5km a la hora. Se trataba de pasar la noche; sabía que una vez amaneciera se irían para abajo.

¿Te picaron?

Tengo los brazos hinchados por las picaduras. La gente reaccionamos de distinta manera a las picaduras. Algunos de los compañeros que han nadado distintos tramos conmigo ya no tenían rastro de las picaduras a las dos horas. Yo aún tengo marcas de picadas del año pasado.

tita3

Pero, ¿las medusas te dan miedo o impresión?

Para que te hagas una idea, cuando me toca entrenar en el mar y hay medusas, no voy. Para qué pasarlo mal y estar todo el rato preocupada por las medusas. Sin embargo, cuando tengo que afrontar un reto me olvido, es parte del desafío. Me digo: ‘ahora estás aquí y tienes que acabar’”. Cuando me tiro, los miedos se me van.

¿Cómo afrontaste el reto?

Uf, muy mal. Empecé con mucho miedo, tenía malas sensaciones, de esos días que no vas, no estás motivada. No tenía ganas. Me había tomado una Biodramina sin cafeína porque a mí el barco me marea, y tuvimos que cogerlo para llegar hasta la salida. En el barco incluso me dormí. Habíamos retrasado una hora la salida para evitar las medusas y me entró sueño. Yo creo que en las dos primeras horas de nado llegué a nadar medio dormida, con los ojos cerrados. Hasta que el ATS del equipo me dijo que me tomara una Biodramina con cafeína. A partir de ahí fui mejor y reviscolé. Lo pasé realmente mal al principio.

¿Te favoreció la corriente o todo lo contrario?

El mar fue un plato la mayor parte del tiempo. En algún momento tuvimos una ola lateral que me obligaba a nadar a contraola. Recuerdo que en ese momento nos paramos a comer algo José Luis Larrosa y yo. Nos íbamos para atrás, pero José Luis me decía que la teníamos a favor para animarme. Luego me dijo: ‘¿¡Qué quieres que te diga?!’. Llegando a Palma también tuve la corriente un poco en contra, no avanzaba, pero para entonces ya estaba llegando.

Hay gente que se plantea retos solidarios, otros que lo hacen por una promesa y hay quienes por puro postureo. En tu caso, ¿qué te impulsa o inspira?

No sé si tengo respuesta. Yo no quiero demostrar nada a nadie; sé que entreno lo suficiente para cumplir el reto. Tras las dos anteriores travesías baleares me planteé esta porque me pareció estimulante cerrar el círculo. Soy de las islas y me motivaba. Me tiro nueve meses entrenando y no fallo un solo día; cumplo a rajatabla los planes de mi entrenador, Kiko Hervás. Tengo la suerte de que tampoco me lesiono. En nueve meses hago 1.700km de entrenamiento, en mar y piscina. Soy muy cabezota. Quizá la respuesta esté en que disfruto mucho con todo esto.

El cruce del Estrecho o el Canal de la Mancha están regulados, ¿habéis pensado regular de alguna manera esta travesía?

Lo hemos pensado, sí, pero a mí me ha acompañado un equipo de 13 personas y puedo decir que ninguno de ellos ha sobrado. Sin ellos hubiera sido imposible. Se requiere mucha logística y el gasto es alto: barco, combustible, desplazamiento del equipo… Es cierto que una Triple Corona balear sería un desafío bonito.

*Imagen portada: Tita con su marido, Siscu Pons; interior: al llegar a Mallorca, con parte del equipo que la ha acompañado y durante un entrenamiento.

 

 

Seguramente también te guste

1 Respuesta

  1. José dice:

    Excelente entrevista!!

    Enhorabuena Titaaaaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR