Un par de clases magistrales de Kiko Hervás… y dos medallas

J. Pérez Ortiz

Un par de clases magistrales de Kiko Hervás la víspera del Europeo junior-infantil tuvieron un efecto vigorizante en los nadadores españoles, que salieron de Zagreb con un oro (Paula Ruiz Bravo), una plata (Diego Mariño), un cuarto puesto (Carlos Menchaca) y un sexto (Pablo Pedrosa). Los tres primeros en categoría infantil (5km) y el último en junior (7,5km). Todos, salvo cambios de última hora, acudirán a la segunda edición del Mundial de aguas abiertas para jóvenes, previsto en Eilat (Israel) del 28 al 30 de agosto (la Federación Internacional estudia suspenderlo o cambiar de sede debido al conflicto árabe-israelí).

 Hervás, que comenzó hace poco a colaborar con la federación española, se lanzó al agua con los chavales y les explicó de qué iba la cosa sobre el terreno: “Tenéis que coger la boya así y asá”, vino a decirles. Los consejos del olímpico español en aguas abiertas, toda una institución, retirado en 2013 a los 32 años, surtieron efecto, sobre todo en categoría infantil, donde la malagueña Paula Ruiz Bravo, de 15 años, se proclamó campeona en medio de un escenario desconocido, muy distinto al de las corcheras. Se llevó tortas a mansalva desde la primera boya, cuando la agarraron, la hundieron, le cogieron por aquí y por allá. Pero nada. Superó el trago y acabó imponiéndose para ganarse su pasaporte al Mundial.

paular

 Paula y el resto se quedarán sin vacaciones para preparar la cita israelí. La malagueña, entrenada en el Centro de Tecnificación andaluz por Xavier Casademont, sabía que lo tenía que hacer muy bien, requetebién, para viajar a Israel. El caso es que se ganó las lentejas con todas las de la ley. La ilusión va por delante y a la malagueña no le importa entrenar durante todo el mes de agosto. Esta semana ya comienza su preparación del Mundial de Eilat, donde no estará Chelsea Gubecka, la fenomenal australiana, internacional absoluta en el Mundial de 2013 con 14 años y quien nadará el próximo agosto los Pan Pacific. Sí competirán, en cambio, las norteamericanas Megan Byrnes y Kylie Mitchell, octava y duodécima en los 5km del Nacional estadounidense absoluto; también las canadienses Tessa Cieplucha y Brooke Lamoureux, ambas de 1998, con 17:08 y 17:39 en 1.500, datos que seguro mirará Ruiz Bravo como referencia. Ella tiene 16:51.46, cuatro segundos más que Byrnes, 16:47.96… Las aguas de Eilat, al sur de Israel, pondrán a cada una en su sitio.

*Imagen interior: Paula Ruiz Bravo, en el podio del Europeo infantil.

Seguramente también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR