Vergnoux: «La presión es no saber qué darás de comer a tu familia»

«Un año de transición no es un año de vacaciones. No contemplamos una competición al 99%»

Juan Pérez Ortiz
 

El periodista de El País Diego Torres acuñó el término Mireiazo, el gran salto y consolidación en la élite de Mireia Belmonte, de 23 años. El artífice de este proceso es Fred Vergnoux, el técnico francés que desde hace tres temporadas entrena a la mejor nadadora española de todos los tiempos. Dicen quienes le conocen que Vergnoux, de 40 años, es un extraordinario motivador. Las señales de su grupo de entrenamiento en las redes sociales muestran a unos nadadores unidos y alegres. A diario, Vergnoux recurre al efecto sorpresa, bien sea en el agua o en el gimnasio, para ahuyentar la monotonía. Al margen de las polémicas generadas por los dirigentes de la federación española, que le contrató tras el verano pasado, el preparador galo pone una condición para conceder la entrevista: que las preguntas sólo sean de corte deportivo. Esta es la primera parte, relativa exclusivamente a Belmonte.

 Fred, has dicho que este año es de transición para Mireia. ¿Qué significa esto? ¿Estará al 100% en el Europeo de Berlín?

 Un año de transición es un año donde hacemos las cosas diferentes entre un Mundial y otro; se trata de recargar las pilas para el ciclo olímpico. En el caso de Mireia, estamos haciendo una temporada distinta, afrontando la temporada de otra manera, con una preparación alternativa. Es decir, hemos bajado el volumen de kilómetros en el agua y en seco hemos incorporado otros ejercicios y rutinas. He adaptado los entrenamientos a este año de transición. Completar la Copa del Mundo supuso un esfuerzo que puede comprometer el resto de la temporada, por eso he planificado ciclos de entrenamiento diferentes. En todo caso, un año de transición no es un año de vacaciones. Mireia tiene el mismo nivel de exigencia, pero por otra parte puede dedicarle más tiempo a su futuro, los estudios, actividades profesionales al margen de la natación, etc. Mireia estará al 100% en el Europeo de Berlín. No contemplamos ir a una competición al 99%. Cada año tenemos una prioridad y este año es el Europeo.

 ¿Qué planes tenéis en Berlín? ¿Nadará sus principales pruebas: mediofondo y fondo, las de estilos y los 200 mariposa?

 Tomaremos la decisión conjuntamente, y será después del Open. Además de las pruebas individuales creo que en el relevo 4×200 lo puede hacer muy bien. Considero que las chicas tienen una gran oportunidad de conseguir un buen resultado.

 ¿Probará las aguas abiertas, como el año pasado en el Campeonato de España?

 Sí, tenemos la idea de competir en el Campeonato de España en junio para clasificarse para el Europeo. Su nivel en piscina es excelente pero hay que practicar en aguas abiertas. Es un reto que anima mucho a Mireia este año. Creo que con más experiencia Mireia puede nadar muy bien las aguas abiertas, y a dos años y medio de los Juegos de Río es una excelente idea ir aprendiendo y cogiendo oficio.

La última nadadora que ganó el oro olímpico con más de 25 años fue Michelle Smith en Atlanta 96. Tenía 26 años. Mireia habrá cumplido los 25 años cuando se celebren los próximos Juegos, ¿crees que es posible?

 Creo que sí, atendiendo a su trayectoria y progresión. Por otro lado, desde 1996 hasta ahora han cambiado mucho los métodos de preparación, la nutrición, el trabajo de fuerza y las últimas tecnologías aplicadas a la observación y el estudio. La clave es una preparación óptima para llegar a tope en los Juegos. Phelps, con 27 años, ganó varios oros en Londres 2012. La natación moderna permite grandes resultados a una edad más avanzada.

fred3

 ¿La presión del oro olímpico?

 Mireia no debe tener ninguna presión en Río. Si miramos su palmarés, lo ha conseguido casi todo en el mundo de la natación. Cada uno interpreta la presión a su manera. La presión es no saber qué le vas a dar de comer a tu familia al día siguiente. En nuestro caso hablamos de energía positiva. Tenemos que disfrutar de lo que hacemos, en los entrenamientos y en las competiciones. El entorno, las expectativas generadas por Mireia, la ilusión que despierta en el país, le dan fuerza. La presión la gestiona cada uno a su manera. En el caso de Mireia, se presiona para tener la seguridad de estar preparada para afrontar cualquier competición. Al final, la piscina siempre es la misma, la exigencia de las competiciones es la misma… Lo que cambia es el resultado, y esto se prepara en el agua y en el gimnasio. Es un privilegio tener presión porque estamos intentado algo único.

 ¿En qué pruebas puede tener más posibilidades en Río?

 La verdad es que no puedo contestar muy bien por varias razones. Mireia lo nada todo bien, dentro de sus pruebas y distancias. Tampoco centramos nuestra preparación en alguna pruebas concreta. La formación de Mireia y la preparación durante estos últimos años conmigo ha ido encaminada a luchar para todo. En los Juegos siempre hay nadadoras nuevas, siempre hay sorpresas. Los Juegos es algo único. Lo que tenemos que observar es la evolución de sus marcas y compararla con el panorama mundial. Luego hay que estudiar el tiempo de que disponemos hasta Río 2016. Yo me encargo de observar lo que hacen las otras; Mireia de centrarse en su particular desafío hasta Río.

 El año pasado la húngara Katinka Hosszu ganó la Copa del Mundo y se embolsó más de 300.000 euros. Mireia es una de las rivales que, por su versatilidad, puede plantar cara a Hosszu. ¿Habéis hablado de preparar a conciencia la Copa del Mundo 2014?

 Hosszu ha ganado este dinero compitiendo en muchísimas pruebas y durante cuatro meses sin parar. Lo que ha ganado lo gana un futbolista en una semana. A esos 300.000 euros hay que descontarle el 60% de impuestos. Creo que la natación debe ser más profesional y la Copa del Mundo es un buen ejemplo. Seguro que muy pronto vamos a ver cosas similares. Estamos estudiando la idea de hacer este año también el circuito de la Copa del Mundo. Ganarle a Hosszu es muy difícil porque una velocista siempre lo tiene más fácil, y Hosszu domina muy bien todas las distancias. Hay otras nadadoras, en este sentido, con un gran nivel. Mireia, sin embargo, tiene que competir de 200 metros para arriba. Esta decisión, además, significa seguir después del Europeo y mantener el nivel durante toda la Copa del Mundo. En este caso, hay que plantear una temporada de 365 días. Es algo que hemos pensado, sí.

 ¿Crees que Mireia tiene el grupo de entrenamiento ideal para entrenar o le faltan sparrings?

 En natación no hay sparrings, hay chicos que se dejan la piel en cada entrenamiento; cada uno lucha por sus sueños con el apoyo del resto. Este grupo de nadadores es el mejor que he tenido como entrenador, no sólo por el potencial de cada uno y por su nivel en cada sesión, sino por los caracteres y la complicidad que tenemos. Es un lujo compartir este camino con ellos en estas condiciones de trabajo. Para mí, el grupo es la clave del éxito, es donde cada uno puede exprimirse. Si hacemos de cada sesión algo especial, todos están ganando algo. Mireia tiene a su lado gente que la empuja y la motiva, y ella responde igual. La situación es mucho más profesional este año con un grupo más reducido y centrado en los mismos objetivos.

Seguramente también te guste

3 Respuestas

  1. yo dice:

    juas juas juass, ahi lo dejo

  2. Anónimo dice:

    Di algo mas hombre…

  3. yo dice:

    cuantas chorradas, el truco es saber venderse, y aqui lo compramos todo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR