¿Y si legalizamos el dopaje?

Dopaje: Administración de sustancias estimulantes para potenciar el rendimiento del organismo con fines competitivos (definición de la RAE).

AVISO: Si eres de lo que sigues creyendo que los logros de esta última semana en la piscina de Río o los que veremos a partir de ahora en el estadio olímpico se han conseguido a base de macarrones, zumo de naranja y entrenamiento, mejor no leas este artículo. Vive feliz.

*********

dopAhora que empiezan a aparecer los primeros casos de dopaje en Río, a algunos se nos pasa por la cabeza que a lo mejor esto es una batalla perdida de antemano. Que, por muy duro que sea el castigo, siempre habrá alguien dispuesto a arriesgarse por conseguir la gloria olímpica. Y asumir ese riesgo de forma razonada no es del todo descabellado: “No iba a ser nadie y de esta manera tengo una minúscula (o no tanto) posibilidad de que no me pillen (o me pillen dentro de 10 años) y serlo”. Lógico ¿no?.

Aunque sea políticamente incorrecto decirlo, la solución al dopaje es mucho más sencilla: permitirlo. Así, como suena.

Hay dos cosas que, en teoría, hacen el dopaje inadmisible en el deporte profesional: es peligroso para la salud del deportista y es trampa.

La primera es el colmo de la hipocresía. Si de verdad nos preocupara la salud de los deportistas, la presente y la futura, los JJOO estarían prohibidos hace unas décadas. Sin temor a equivocarnos, podríamos afirmar que el régimen de entrenamiento del 90% de los deportistas que participan en las finales de Río, así como los productos (legales) que consumen habitualmente, es incompatible con una vida saludable y pueden tener efectos negativos para su salud.

Y seguirá siendo así mientras haya alguien, aunque sea una sola persona en el mundo, dispuesta a arriesgar su físico por una medalla olímpica. Naturaleza humana.

En este sentido, la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) se ha erigido en una moderna inquisición que dictamina lo que es malo para un deportista, cuándo lo es y en qué dosis. Productos que hoy son inofensivos y toman alevines de primer año, mañana (en el sentido literal de la palabra) pueden estar incluidos en una lista negra y arruinar la carrera de un deportista o, quizás, del deporte de un país entero.

dop2Pero seamos sensatos: la salud de un deportista o incluso su vida la puede arruinar un entrenador con una buena dosis de ambición sin necesidad de utilizar ninguna sustancia prohibida. Y de hecho lo hacen sin que el AMA ni sus satélites hagan nada ni, por supuesto, ningún Estado. Forma parte de las macabras reglas del juego.

Respecto al segundo argumento, que es trampa, es cierto. Si unos no se dopan y otros sí, los primeros están compitiendo en inferioridad de condiciones. Al igual que lo hacen aquellos que estudian mientras entrenan con respecto a aquellos que confían todo su futuro al logro de una medalla. O aquellos que deciden ser padres/madres en medio de un ciclo olímpico con respecto a aquellos que renuncian a serlo. O aquellos que se buscan la vida como pueden mendigando ayudas con respecto a aquellos que tienen detrás potentes estados y becas millonarias. ¿Igualdad de condiciones? ¡Venga ya!  A esa utopía hace mucho que nos hicieron dejar de aspirar. Y no solo en el ámbito deportivo.

Pensadlo bien. Si el dopaje estuviera permitido, al menos tendríamos claro que estamos viendo competir a máquinas inhumanas que ponen en riesgo su vida y que suele ganar el que más arriesga. Ahora tenemos más o menos lo mismo camuflado detrás de un aparente amateurismo que hace mucho tiempo todos sabemos que no existe.

Eso sí. Cualquier cosa menos criminalizar a los deportistas que en el fondo son las víctimas de que lo que un día fue deporte se haya convertido en un gran negocio (principalmente para el COI), en una carrera de científicos buenos contra malos por ver quién es capaz de superar, bordeando la ley y cueste lo que cueste, los límites del ser humano. Es una cruzada universal de agencias anti dopaje… por poner puertas al campo cada día en un sitio distinto.

 

 

Seguramente también te guste

18 Respuestas

  1. ferranb dice:

    Provocador artículo Pablo, sin duda.
    Pero todos conocemos deportistas de cierto nivel que no se dopan. Por tanto, no sé por qué he de asumir que entre todos los que obtienen éxitos internacionales no puede haber nadie limpio.
    Personalmente, prefiero pensar que es posible triunfar sin doparse y mientras no se demuestre lo contrario, seré más feliz así.

    • Pablo Cabanal dice:

      ferranb, en el sentido literal de la definición de la RAE que está más arriba, de alevín para arriba casi todos los campeones de España y muchos finalistas se dopan. No olvides que la cafeína es una sustancia estimulante que, además, actualmente está monitorizada por la AMA, aunque no prohibida. El problema es que lo que ahora llamamos dopaje (el ilegal) es una convención que establece un ente y que , como todas las convenciones es muy subjetiva. En diciembre del año pasado el Meldonium no era dopaje y en enero de este año sí. Seguro que lo recuerdas. De repente, por unos días, gente limpia pasaron a ser tramposos con una mancha grave en su carrera.
      Sinceramente no creo que todos los finalistas en Río sean tramposos, ni mucho menos, pero que todos (sus médicos) juegan con la linea de lo permitido para conseguir el mejor rendimiento parece una evidencia. A efectos legales si a uno «se le va la mano» y da positivo será sancionado y lapidado públicamente. Pero a efectos morales no hay tanta diferencia entre un positivo «por poco» y un negativo » bien planificado». El fin en los dos casos era el mismo: llevar al organismo más allá de su límite. Y nos guste o no esa es la carrera en la que estamos. Un saludo.

      • ferranb dice:

        No puedo aceptar que digas que «casi todos los campeones de España de alevín para arriba y muchos finalistas se dopan».
        En el equipo infantil de mi pueblo no se dopa nadie, te lo garantizo y hemos tenido finalista en Málaga en el infantil. Ni refrescos con cafeina. Haciendo una sencilla extrapolación a otros clubes, no me salen «muchos» de ninguna forma. Quizá si hubieras utilizado «algunos» lo podría aceptar, sobre todo si incluyes en tu lista la cafeina antes de competir. He visto (de absolutos) algún «redbull» y cosas de esas antes de competir, de forma muy minoritaria en algún equipo.
        Otra cosa es debatir sobre el efecto perjudicial sobre la salud del entrenamiento duro a esas edades de alevín e infantil.. pero «doping» como tal… creo que, si lo hay, no es relevante a esos niveles de formación… afortunadamente.

  2. Rafael dice:

    Pues no me gusta que los laboratorios y los médicos ganen medallas, sancionar a perpetuidad al deportista y al entorno y devolver hasta el último duro y ya está, No entiendo nada el artículo, por esa regla cómo siempre habrá ladrones, legalizamos el robo.

  3. Cronicas Marcianas dice:

    ¿Van a esperar a que lleguen extraterrestres para legalizar la prostitución, la marihuana y el dopaje? Venga ya, que sabemos que con todos dopados seguirían ganando Ledecky, Armstrong, Messi, Bolt y Lebron James.
    Se dopan los top 5 en general y el top 54 para mejorar y dar el salto, el problema es que se dope el top 9 y los ocho mejores no huelan el solomillo y no visiten a su farmacéutico personal. Un saludo a un tal Eufemiano.

  4. Vale 46 dice:

    Esto sería más de lo mismo… En amateur ganaría el que más dinero tenga para contratar al mejor médico y en profesional el país con mejores «tramposos» en las facultades de medicina. No creo que sea ese el camino aunque el articulo es interesante porque todo el mundo se ha planteado alguna vez que se podría hacer con la barra libre. Recordáis a Ben Jonshon mirando hacia atrás para ver a Lewis? Él admitió haberse dopado pero también que lo que sintió en ese momento no lo cambiaría por nada… Y ahí radica el problema… Unos están dispuestos a pasar por el aro y los que no o se quedan atrás o al menos no compiten en igualdad de condiciones.

  5. alvaronuoto dice:

    En mi opinión el problema viene porque hacen creer que el dopaje es malo para la salud,cuando no es cierto y los que hacen trampas lo saben. No puede ser malo hacerse una transfusión con su propia sangre oxigenada,,todo lo contrario. La única solución es el castigo a perpetuidad con el primer positivo.

  6. Vale 46 dice:

    No tenía npi Juan , gracias !! Aunque me has derribado un mito…

    • Juan Pérez dice:

      No pasa ná Vale 46, en todo caso, es el velocista de más clase que ha parido la Tierra. Un tramposillo, se lo podemos perdonar.

  7. Speedman dice:

    Valiente tontería lo que se propone en este articulo. Si el dopaje existe hoy en día siendo ilegal, es decir hay que tener cierta discreción a la hora de «mejorar» a los nadadores, imaginad lo que ocurriría si fuese legal. Entonces si que se convertiría en una autentica carrera de farmacéuticas. No discuto que muchas de las sustancias incluidas en la lista de la AMA (sobre todo en los últimos tiempos) son un poco absurdas. Por ejemplo los beneficios que puede aportar el Melodinium son mas bien escasos. Pero hay otras sustancias dopantes que si que son auténticos cócteles molotov.

    En cuanto a los argumentos que comparan la desigualdad de condiciones entre aquellos que se dopan o no y aquellos que tienen mejores o peores condiciones para entrenar, o que deciden ser padres, etc… sin comentarios, es una falacia como una casa. Diferencias de recursos va a ver siempre, eso es parte de la suerte o desgracia del deporte, como a la hora de todo en esta vida. Ya puestos demos una medalla de oro a cada participante, porque pobrecitos, no compiten en igualdad, así que no hay que compararles.

    Y lo de no criminalizar a los deportistas… perdona pero no. Se les criminaliza tanto a ellos como a aquellos que les dan facilidades para doparse. Porque son unos tramposos.

    Por último, dice el refran: «Cree el ladrón que todos son de su condición» yo he competido muchos años a alto nivel y jamas he tomado ni una sustancia dopante y cuando digo ninguna es ninguna, ni siquiera un simple cafe o una coca cola. E igual que yo hay mucho más.

  8. Toni Codina dice:

    Seria peor el remedio a la «enfermedad». Dejaríamos el deporte de competición en manos de los Estados y ya tenemos experiencias de lo que son capaces. Sabemos que el peor «terrorismo» es el de estado. Seria un golpe muy duro a la libertad de las personas. Nunca el engaño y la falsedad deben ganar a la legalidad. En todos los ordenes de la vida hay convivir luchando contra las trampas.

  9. Jose Carlos dice:

    Y ya puestos como.todos los piliticos son corruptos tambien legalizamos la corrupcion.-

  10. Carlos Bremón Pérez dice:

    Cabe pensar que, de legalizarse el dopaje, el listón de sustancias se elevaría de tal forma que no sería raro ver caerse fulminado a algún/os deportista/s. Hace muchos años -ya se me quedó grabado de chaval, lo que significaba el dopaje- el de un ciclista en el Tour cuyo corazón se paró en plena subida de montaña.

  11. compañero dice:

    Muy respetables las opiniones de Codina y Bremon dos ex-compañeros que dicen muy bien de lo que dominan. Me alegro que hayan manifestado su opinión en un tema tan importante, esos les hace ser mas respetados aún si cabe. El dopaje acabará muy disminuido si se persiste en esta lucha que cuenta cada vez con menos gobiernos permisivos. El estado está para favorecer la salud y no para destacar internacionalmente a cualquier precio.

  12. Acuático dice:

    Tengo un familiar directo que ha sido 5 veces campeona del mundo de una disciplina olímpica, y te puedo asegurar 200% que no se ha dopado en su vida para llegar a ser la mejor del mundo en lo suyo. Estoy de acuerdo en tu artículo en un 95%, pero NO generalices, que así metes en el saco a los que no hacen trampas, que son los menos, pero los hay. Saludos y espero que sigas sacando artículos tan interesantes como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR